Kanye West revive su polémica con Universal por publicar sin permiso

El sorpresivo lanzamiento en plataformas de streaming en las últimas horas de Donda, el décimo álbum de estudio del rapero Kanye West, podría haber sido inesperado incluso para el propio artista, que ha acusado a través de las redes sociales a su casa discográfica de hacerlo sin su permiso. «Universal sacó mi disco sin mi aprobación», subraya en letras mayúsculas en una de las dos únicas publicaciones que el cantante, productor y compositor mantiene en su perfil oficial de Instagram.
En la misma, además, acusa a la compañía de haber bloqueado del repertorio el tema «Jail pt 2», aunque actualmente el corte sí puede ser escuchado como parte del álbum, un trabajo larguísimo de 27 canciones y cerca de dos horas de duración.

 

Kanye West, quien actualmente tramita el cambio de su nombre oficial por el de Ye, ya había sido protagonista en el pasado de altercados con las grandes multinacionales. Por ejemplo, en septiembre de 2020, cuando aún era candidato independiente a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, publicó un video en su perfil de Twitter en el que orinaba sobre un premio Grammy después de mostrar sus contratos discográficos. «Universal no me dirá lo que cuestan mis grabaciones porque saben que puedo permitírmelas», afirmó en los mensajes que compartió entonces, cuando proclamó también que usaría «su voz para que cambien todos los contratos de artistas comenzando por obtener sus grabaciones para sus hijos».

 

Ya en ese momento se esperaba el lanzamiento de Donda, el cual había sufrido varios retrasos y que toma el relevo a Jesus Is King (2019). Kanye West dio muestras en el pasado con discos como The Life Of Pablo (2016) de un alto nivel de autoexigencia que le impedía cerrar sus trabajos en el plazo inicial y que le llevaba a retocarlos incluso una vez publicados.