En Argentina Denuncian a ‘Dragon Ball Super’ por violencia simbólica

Dragon Ball Super, serie escrita por Akira Toriyama e ilustrada por Toyotaro que comenzó a transmitirse en 2015 y finalizó en 2018, es blanco de una gran polémica en Argentina, pues el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires denunció un capítulo por violencia simbólica.  El episodio, que salió a través de Cartoon Network Latinoamérica, reproducía el ejercicio de violencia sexual por parte de un mayor hacia una menor, en un contexto de aceptación social, en el que se naturalizaba la vulneración de una niña, según la institución.

 

«Estas representaciones, transmitidas en la pantalla de un canal que se ubica como la 1era señal infantil de cable y alcanza a las y los niños de entre 4 a 11 años con cable (según datos IBOPE Media Argentina), configura un acontecimiento que las y los expone a la violencia simbólica», señala el Ministerio. En la transmisión a la que se hizo referencia, el personaje del Maestro Roshi, le pide a uno de sus alumnos que le permita utilizar los “servicios” de una de sus mascotas mágicas, la cual puede transformarse físicamente. Allí le aclara que lo que quiere es “que se convierta en una hermosa jovencita”. Y se justifica diciendo “mi punto débil son mis pensamientos pervertidos que deseo superar”. 

 

«El episodio en cuestión escenifica una multiplicidad de detalles morbosos: la adolescente encerrada con el adulto Maestro Roshi diciendo que no reiteradas veces y tratando de escapar –dando claras muestras de que no hay consentimiento-; el Maestro, en su lugar de poder, diciendo que no puede detenerse, que es más fuerte que él; mientras que los demás personajes miran desde afuera no interviniendo en la situación», indica el comunicado. El informe detalla que “la escena retrata cómo la negativa de la joven resulta desoída por el maestro, quien continúa forzando el encuentro, al tiempo que los demás personajes, visiblemente conmovidos y angustiados por la situación, observan en silencio el accionar violento y abusivo del varón adulto”. Destaca que tanto desde Cartoon Network como desde Warnermedia se mostraron receptivos en relación a los señalamientos de las audiencias y manifestaron gran preocupación por la emisión del capítulo, reconocieron el error en la secuencia de programación ocurrido dentro de los procesos habituales que realiza la señal para evaluar la pertinencia y calidad de los contenidos a emitir.