Asegura fiscalía especializada en combate a la corrupción las instalaciones de rastro en Miacatlán

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción aseguró las instalaciones del Rastro Tipo Inspección Federal ubicado en el municipio de Miacatlán, derivado de la denuncia por el delito de Ejercicio ilícito de servicio público y peculado, en contra de Roberto “N”, quien estuviera a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario en la administración de Graco Ramírez.

La denuncia de hechos quedó registrada bajo el número FECC/129/2018-11 y partir de la integración de la carpeta de investigación correspondiente, el personal de la Fiscalía Especializada, en conjunto con representantes de la Consejería Jurídica de Ejecutivo estatal y de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, realizaron un recorrido por las instalaciones de dicho rastro.

Al término de la inspección al interior del inmueble, fueron colocados los sellos de aseguramiento, con el propósito de salvaguardar el equipo y la maquinaria, en tanto se realizan las acciones en materia pericial y se desahogan las diligencias correspondientes a la investigación en curso.

Una vez concluidos los peritajes al interior del rastro, el cual ha estado fuera de operación, la Sedagro podrá solicitar la devolución del inmueble, para lo cual deberá acreditar la propiedad del mismo, dando seguimiento a las acciones jurídicas que correspondan.

Es importante precisar que el pasado Gobierno pagó 12 millones de pesos para contratar los servicios de una empresa que se encargaría de dotar de equipamiento y puesta a punto del denominado Rastro Tipo Inspección Federal (TIF).

En su momento se publicitó un supuesto inicio de operaciones, avalado inclusive por el anterior titular del Ejecutivo Estatal.

Sin embargo, la administración que encabeza Cuauhtémoc Blanco Bravo, ubicó y constató que las instalaciones y equipamientos pagados “en papel” a la empresa responsable de la obra, no correspondían a los parámetros exigidos por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y en tales condiciones resultaba materialmente inviable la obtención de la certificación de Rastro TIF.

El Gobierno del Estado de Morelos mantiene con firmeza el compromiso de combatir la corrupción en la que funcionarios del sexenio pasado pudieran haber incurrido, y con ello generado un daño a la ciudadanía a través de un ejercicio público que no correspondiera a buscar el bien de la sociedad y del desarrollo de la entidad.