El IMSS emite protocolos para funerales de fallecidos por COVID-19

De acuerdo con el Lineamiento de Manejo General y Masivo de Cadáveres por COVID-19 en México, los cuerpos de las personas que hayan sido confirmadas o sean sospechosas de Covid pueden suponer un riesgo de infección para los familiares que entren en contacto directo con los cadáveres.


“Desde la unidad médica se le explica a la familia la necesidad de que no toquen ni besen el cuerpo por el riesgo de transmisión de la enfermedad”, indica.
Estos lineamientos se publicaron luego de que el pasado n de semana un grupo de personas ingresó por la fuerza a las instalaciones del Hospital General Las Américas, en Ecatepec, Estado de México, cuando les informaron que su familiar había fallecido.
En el lugar, alrededor de 30 personas entraron al espacio habilitado como anteatro del hospital y abrieron las bolsas de los cuerpos en busca de sus familiares.
El documento del IMSS incluye medidas que especican cómo debe llevarse a cabo el procedimiento para la entrega del cuerpo.
Asimismo, el protocolo indica que los médicos deben avisar primero a los trabajadores sociales de los hospitales cuando fallece una persona con diagnóstico de sospecha o conrmado por Covid-19 y que ellos serán quienes localicen a los familiares del difunto.


El personal de enfermería se encarga de colocar el cuerpo en una bolsa especial. En todo momento el personal debe utilizar equipo de protección personal. Para poder llevarse el cuerpo, la familia o la persona designada para realizar el trámite, en caso de que las más cercanas se encuentren en aislamiento preventivo a causa del Covid-19, deben entregar el acta de nacimiento y la identicación ocial de la persona para que el hospital elabore y entregue el certicado de defunción.

Además, posterior a esto, [es necesario] dar aviso al servicio funerario, informando el diagnóstico de sospecha o conrmación por Covid-19 para que se tomen las medidas de protección y evitar más contagios.

“Una vez que se encuentren con el certicado de defunción ya elaborado, se puede entregar el cadáver en el área de Patología”, explicó Francisco Simbron Juárez, coordinador de Programas Médicos en la División de Hospitales de la Coordinación de Atención Integral en
Segundo Nivel del Seguro Social.

Si la familia decide realizar un funeral el IMSS pidió llevar a cabo las medidas de sana distancia, que las exequias duren menos de cuatro horas, con el ataúd cerrado y que no asistan más de 20 personas. Quienes acudan deben lavarse las manos y utilizar gel antibacterial, usar bata de aislamiento y cubrebocas quirúrgico.

En caso de que una persona fallezca en su hogar, pueden ocurrir dos escenarios: que el familiar avise a la unidad médica donde el paciente fue tratado e indicar el diagnóstico de infección por Covid-19 para que realicen el certicado de defunción y dar aviso al servicio funerario.

Otro escenario sería cuando no hubiese recibido atención médica o que se desconozca la causa del fallecimiento, entonces se deberá dar aviso a las scalías de la ciudad o del estado donde se encuentre para que un equipo forense se desplace al domicilio de la persona, se realice una autopsia verbal, documenten las causas que rodearon la muerte, establezcan las
posibles causas y, de ser necesario, tomen la muestra.


En el caso de connacionales que hayan fallecido en el extranjero a causa del Covid-19, el trámite se debe hacer a través de las embajadas o los consulados mexicanos.