La extrema volatilidad marca la apertura de Wall Street después de un lunes negro

La Bolsa neoyorquina neutraliza en minutos las leves ganancias con las que abría la jornada

Una gran volatilidad ha marcado la apertura de la cotización en Wall Street, después de que el lunes registrara la peor jornada en más de 30 años. El Dow Jones subía un 1,8% en los primeros minutos de cotización del martes, y el S&P 500 subía un 2%, igual que el Nasdaq. Pero las leves subidas se esfumaban rápidamente: apenas media hora después de sonar la campana de inicio de la sesión, el Dow se dejaba un 1,1% y el S&P caía un 0,4% respecto al fatídico lunes. El rendimiento del bono a 10 años subió al 0,792%, desde el 0,722% que marcó al cierre del lunes.

La expansión de la pandemia del coronavirus ha causado pérdidas en los mercados globales no vistas desde la crisis financiera de 2008. El lunes, ante el temor a que la crisis arrastre a la economía estadounidense a la recesión, el S&P 500 se dejó un 12%, la mayor caída en tres décadas. Las pérdidas se aceleraron en la última medida hora de cotización, después de que el presidente Trump compareciera para anunciar nuevas recomendaciones a los ciudadanos y esbozara unas perspectivas económicas más pesimista de lo que acostumbra.

Con información de EL PAÍS