Tras calificar inconstitucional amparo de Cuevas López para permanecer al frente del TSJ, magistrados recurren a dicha argucia legal para no ser destituidos

Los magistrados Rocío Bahena Ortiz, Juan Emilio Elizalde Figueroa y Gamboa Olea obtuvieron amparos de la justicia federal para no ser destituidos.

• Los tres forman parte del grupo de los 9 magistrados disidentes, que mediante actos de ilegalidad, buscaron quitar a Cuevas López y nombrar un nuevo Presidente.


Tras haber calificado “reiteradamente” como inconstitucional, junto con otros ocho magistrados, el amparo número 1222/2019 que obtuvo la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia, María del Carmen Cuevas ante el Juez Octavo de Distrito, en contra del decreto 427, publicado en el Periódico Oficial Tierra y Libertad el pasado 10 de septiembre y que le permitió la suspensión provisional para mantener su investidura y la representación del Poder Judicial, hoy la magistrada Rocío Bahena Ortiz recurre y obtiene otro amparo federal, por el Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de Morelos, con número 1314/2019-VI, para poder mantenerse en el cargo.
A cuatro meses de cumplir 14 años como magistrada del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Rocío Bahena Ortiz consiguió un amparo del Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de Morelos, con número 1314/2019-VI, que ordena dejar sin efectos, por el momento, el decreto 427, publicado en el Periódico Oficial Tierra y Libertad el pasado 10 de septiembre de 2019, el cual se originó de un punto de acuerdo que aprobó el Pleno del Congreso del Estado el pasado 24 de junio de 2019, a fin de eliminar el “privilegio” que otorgó la LIII Legislatura a los actuales magistrados para durar (por única ocasión) 20 años.

El documento expedido por la autoridad judicial federal el pasado 17 de enero de 2020, dice textualmente: “Se concede el amparo y protección de la justicia Federal para el efecto de que el Congreso del Estado de Morelos, gobernador constitucional, secretario de gobierno por sí y en su carácter de director del Periódico Oficial Tierra y Libertad, todos el estado de Morelos en el respectivo ámbito de sus competencias una vez que cause ejecutoria la presente sentencia.

Dejen sin efectos el decreto cuatrocientos veintisiete 427, publicado en el Periódico Oficial Tierra y Libertad el 10 de septiembre de 2019, sólo por cuanto hace a la aquí quejosa Rocío Baena Ortiz, pronunciándose en el sentido de que el mismo no modificó la temporalidad por la que fue previamente designada en el cargo de magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, por lo que deberán respetar el nombramiento de la quejosa por el periodo comprendido del dieciocho de mayo de dos mil seis al diecinueve de mayo de dos mil veintiséis, lo que trasciende en garantizar la independencia judicial y constituye al mismo tiempo una garantía de la sociedad a contar con acceso a la justicia efectiva”.
Cabe hacer mención que el juicio de amparo fue presentado por Bahena Ortiz ante la autoridad federal, el pasado 18 de septiembre de 2019, sólo 8 días después de la publicación del decreto que hizo el Poder Ejecutivo y a sabiendas de que debía seguir el mismo camino legal que la Presidenta del TSJ para garantizar su continuidad como magistrada del TSJ, continuaba con su lucha en contra de la Presidenta del TSJ por el camino de la ilegalidad.

Dicha situación se vuelve perversa y raya en lo irrisorio, ya que no es la única magistrada que se encuentra en esta situación, pues los magistrados que participaron activamente en las sesiones “alternas” de Plenos, totalmente fuera de la legalidad, para buscaba quitar a como diera lugar a Cuevas López y nombrar un nuevo presidente del TSJ fueron los magistrados Luis Jorge Gamboa Olea y Juan Emilio Elizalde Figueroa, quienes al final también buscaron y obtuvieron el amparo de la justicia federal para no ser destituido.

Gamboa Olea obtuvo el amparo 1378/2019 del Juzgado segundo de Distrito, con fecha del 17 de enero de 2020, igual que Bahena Ortiz. Mientras que Elizalde Figueroa fue beneficiado con la protección de la justicia federal, bajo el amparo número 1324/2019, emitido por el juzgado de Séptimo Distrito, el pasado 16 de diciembre de 2019.

Prueba de lo anterior fue la mañana del viernes 13 de septiembre de 2019, cuando sentados en los pasillos del TSJ, estos tres magistrados y seis más de sus colegas, Carlos Iván Arenas Ángeles, Nadia Luz María Lara Chávez, Ángel Garduño, Andrés Hipólito Prieto, Bertha Rendón Montealegre y Norberto Calderón Ocampo sesionaron a las 11:15 de la mañana amparados en la ilegalidad, alardeando defender los intereses de los justiciables “a capa y espada” ante los medios de comunicación convocados por ellos mismos y ante la presencia de una secretaria de acuerdos designada a modo.

Durante su intervención el impartidor de justicia Elizalde Figueroa calificó como un acto deshonesto por parte de los magistrados a fines de Carmen Cuevas al cerrar las puertas del salón de plenos con el personal de seguridad que labora en el recinto de justicia.

“Es lamentable que la licenciada Carmen Cuevas nos tenga en estas condiciones, ya que este es un recinto público y es parte de los morelenses no de una sola persona que tiene intereses personales”, concluyó.

Lo cierto que este trio de magistrados, Bahena Ortiz, Gamboa Olea y Elizalde Figueroa, que no se cansaron de calificar de inconstitucionalidad la permanencia y cada acción de la Presidenta del Máximo Órgano de Justicia en el Estado, y al final, tuvieron que seguir los pasos de legalidad de esta última para impedir ser eliminados de la nómina del Poder Judicial.