Muere Isabel Campos Goenaga, delegada del Centro INAH Morelos

Esta noche se informó del fallecimiento de la delegada del Centro INAH Morelos, Isabel Campos Goenaga.

Isabel Campos Goenaga era antropóloga y defensora del patrimonio cultural de México, destacando su compromiso con el trabajo.

Se dedicó a la investigación antropológica e histórica sobre desastres ocasionados por fenómenos naturales.

Desde su formación profesional, María Isabel Campos estuvo permanentemente vinculada al INAH, como estudiante, como docente, o desempeñando responsabilidades académico – administrativas.

Estudió la licenciatura de Etnohistoria en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, tiene estudios de maestría en Historia de México en la División de Posgrado de Filosofía y Letras de la UNAM, y doctorado en Historia y Etnohistoria por la ENAH. 

De 2009 a 2011 fue Secretaria Académica de la ENAH y desde octubre de 2012 es Directora Académica del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, donde fue Subdirectora de Investigación.

Desde 1997 fue profesora de asignatura en la División de Licenciaturas, y desde 2008 en el Posgrado de Historia y Etnohistoria de la ENAH,donde es corresponsable de la Línea de Investigación Historia Social de México siglo XIX. Dirigió tesis tanto a nivel de licenciatura como de posgrado, y ha encabezado diversos proyectos de investigación, como el Catálogo de Comunidades indígenas y de manifestaciones culturales en Chiapas y Oaxaca, auspiciado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Su trabajo de investigación histórica y antropológica sobre desastres ocasionados por fenómenos naturales, y sobre la construcción y percepción social del riesgo y la vulnerabilidad, se ve reflejado en diversos libros y ensayos publicados en libros colectivos y revistas científicas. Entre sus trabajos más destacados se pueden subrayar: La llama divina. Nueva mirada a los procesos e informaciones sobre idolatrías en Yucatán (1552-1562), (2014), y los artículos “Sobre tempestades con remolino y plagas de langosta. Siglos XVI al XVIII en la península de Yucatán”, (2012) y “Yucatán: entre el privilegio de la corona y el azote de la naturaleza” (2003).