Hay siete casos de lepra en Morelos

Share Button

Ñ

La Lepra es una enfermedad crónica que afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, las vías respiratorias y los ojos; su contagio ocurre de persona a persona y se transmite por gotitas nasales y orales cuando hay contacto con una persona no tratada. 

Con motivo del  Día Mundial de la Lucha contra la Lepra que se conmemora este 27 de enero, el dermatólogo adscrito al Hospital General Regional No. 1 de Cuernavaca, Luis Gonzalo Zúñiga Zamora, indicó que existen dos tipos de esta enfermedad: lepra tuberculoide y lepra lepromatosa.

Según el médico especialista del IMSS, la lepra tuberculoide es considerada la forma menos grave y menos contagiosa de la enfermedad, mientras que  el tipo más común en México y generalizada es la lepra lepromatosa, la cual puede afectar órganos como riñones, testículos, ojos y nariz. 

De acuerdo con los especialistas, el periodo de incubación de la bacteria es demasiado lento y puede tardar hasta 10 años en que aparezcan los primeros síntomas, pero es una enfermedad curable cuando se cuenta con un diagnóstico oportuno, así como con un tratamiento adecuado. 

Al respecto, mencionó que cerca del 60 por ciento de los pacientes que adquieren la lepra será del tipo lepromatosa. En este sentido, indicó que los síntomas básicos de la lepra son: fiebre,  nódulos en la piel, debilidad muscular.

Zúñiga Zamora recomendó mantener una higiene en el hogar y ante cualquier úlcera o lesión  en la piel, acudir inmediatamente a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) correspondiente para una exploración y recibir el tratamiento adecuado. 

Finalmente, indicó que de no atenderse oportunamente, la lepra  puede ocasionar lesiones irreversibles en las personas; sin embargo indicó, es una enfermedad que se puede controlar. 

Share Button
Top