Vencen al Reguetón en los Latin Grammys

Salvavidas de hielo, del uruguayo Jorge Drexler, le dio tres Latin Grammy, por encima de J Balvin, quien sólo obtuvo uno de ocho nominaciones

Si J Balvin dice que el reguetón es el futuro de la música, Jorge Drexler es el presente. Todo indicaba que las ocho nominaciones del colombiano lo iban a hacer el centro de atención de la noche del Latin Grammy, pero ¡oh sorpresa!, el charrúa y su Salvavidas de hielo se la arrebataron.

Fue una sorpresa. Hasta los abucheos de Luis Miguel dieron más de qué hablar que el consentido de Obama, que se tuvo que conformar con el premio a Álbum de Música Urbana por Vibras, sus dos números de la noche junto a Carla Morrison, Nicky Jam y Steve Aoki y su optimista discurso sobre el dominio de la música urbana.

Fueron los temas de autor del uruguayo los que lograron posicionarse. Drexler, médico de oficio, ganó con Telefonía las ternas de Canción (entregada a compositores) y Grabación del Año y Mejor Álbum Cantautor Compositor por Salvavidas de hielo.

La entrega de premios, realizada en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, fue incluyente. Pasó de la cantautoría, la salsa, la música mexicana, al perreo.

Aun así el discurso de Balvin fue motivante. Se lo dedicó a sus colegas de lo urbano, a todos aquellos que representan el género que “a veces es un poco discriminado”.

El reguetón ha salvado vidas, gente que ha dejado las calles, sentenció el colombiano. A los que aún están en ellas les dijo que vale la pena soñar.

No matemos los sueños de los nuevos compositores. Valoren la nueva sangre que viene, porque somos la sangre de la música es hora de crear nuevas leyendas.

Que la gente de la calle quiera ser como nosotros, que somos un ejemplo de vida”, exclamó el cantante de Mi gente.

A diferencia suya, Drexler fue más incluyente y humilde. Destacó su admiración por todos las figuras que estaban ahí. Pidió que viviera la música. “Por (Fernando) Pessoa y (Jorge Luis) Borges, por el reguetón y la cumbia, por la música”, expresó el músico.

Su triunfo fue compartido por la mexicana Natalia Lafourcade. Cuando lo mencionaban, ella aplaudía y sonreía; expresión contraria a cuando Maluma recogió su gramófono a Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo por F.A.M.E.

Lo urbano tuvo su mérito. Reconoció a Karol G como Mejor Nuevo Artista.

Hace cuatro años puse un post en mi Instagram y dije que algún día, como J Balvin, el Grammy tenía que ser mío también. Quiero compartir con las mujeres que han hecho cosas importantes en la industria y los colegas que me han ayudado y al que ha sido 99% responsable de mi carrera, mi padre”, comentó la colombiana.

El show

En los shows musicales estuvieron Calibre 50 con Corrido de Juanito; Jorge Drexler invitó a Mon Laferte, Natalia Lafourcade y a El David Aguilar para interpretar juntos Telefonía; Kany García interpretó Para siempre, mientras que Los Recoditos dieron lo suyo con Te darán ganas de verme.

Ozuna, el artista más visto en YouTube en 2018, con más de 87 mil millones de reproducciones, hizo lo suyo con un popurrí de Farsante y Única; en tanto que J Balvin y Carla Morrison hicieron una fusión de sus géneros con Vibras y Ambiente.

La sensación española Rosalía hizo suyo el escenario con su éxito Malamente, mientras que Víctor Manuelle trajo la alegría con Quiero tiempo.

Ángela Aguilar ofreció una emotiva presentación de La llorona, enfundada en un vestido mexicano con velas de fondo. Al final, su padre, Pepe, se puso de pie para aplaudirla con la cara llena de alegría.

Nicky Jam y J Balvin cantaron X, y el puertorriqueño se unió a Steve Aoki en Jaleo.

Bad Bunny le dio un toque distinto a sus temas como Chambea y Soy peor con coros godspell.

Durante la ceremonia volvió a reconocerse a Maná como Persona del Año 2018, situación que aprovecharon para hacer un popurrí de El muelle de San Blas, Labios compartidos y Clavado en un bar.