‘Orange is the New Black’: ¿Qué podemos esperar de la nueva temporada?

Quedan dos días para el estreno

El motín no acabó especialmente bien, y tras muchos tumultos, las presas fueron sacadas de la cárcel. ¡Y separadas! Las reclusas más conocidas y famosas del mundo abandonaban Litchfield y eran enviadas a prisiones totalmente diferentes; vivimos en primera persona cómo el dúo formado por Maritza y la Flaca era roto, ¿puede haber algo más descorazonador? A mí no se me ocurren muchos ejemplos.

A apenas unos días de su estreno mundial, los rumores son ya más que evidentes. ¿Qué podemos esperar de la sexta temporada de ‘Orange is the New Black’? ¿Volverán a reunirse las presas, o esto es un adiós para siempre?

Más problemas, unión y desunión a partes iguales

Comencemos por lo más claro: vamos a ver una separación muy grande entre las presas de Litchfield, pero a la vez viviremos una unión. Porque aquellas que se encuentren juntas en la misma cárcel no tendrán más remedio que unir fuerzas para así evitar ser avasalladas por sus nuevas compañeras. ¿Olvidarán sus viejas enemistades y rencillas para hacer frente al “enemigo común”? La que lo va a tener especialmente complicado esta temporada será María Ruiz, puesto que fue ella la que delató a sus compañeras e hizo que el motín cayera… Tal y como pudimos ver en el tráiler, habrá quien no quiera perdonarla. Todas las presas tenían motivos para querer ver su pena reducida, pero la única que acabó traicionando a sus compañeras fue ella. María priorizó su individualidad por encima de cualquier causa común, y eso podría costarle caro.

Otro detalle importante de esta temporada es que las presas no estarán en cárceles normales, sino que se verán recluidas a máxima seguridad. Y tiene sentido, por supuesto, porque ya provocaron un motín; nadie querrá consentir que provoquen un nuevo altercado, sobre todo teniendo en cuenta lo que este podría acarrear en la nueva prisión. La nueva intro muestra que las presas han cambiado su situación, lo que pudiera significar que esto será algo que se mantendrá a largo plazo.

No se sabe nada más sobre la trama, aparte de que Piper y Alex no estarán juntas, al menos en un primer momento. ¿Las habrán enviado a cárceles diferentes? ¿Volverán a reunirse en un futuro? Lo que sí podemos asegurar es que la serie volverá a tratar conflictos sociales con toda la naturalidad que ha hecho hasta ahora, mostrándoselos a los espectadores con claridad. El racismo fue el eje central de la temporada pasada, y seguramente también cobre protagonismo en esta ocasión; la transfobia tuvo menos peso que en ocasiones anteriores, con lo cual queda la duda de ver si en esta ocasión se retomará este tema.