Ex funcionario de casilla lesionado por quemaduras pide presencia de fuerzas federales

Durante el proceso electoral 2015 un joven de nombre Eder Geovanni Hernández Aranda, quien fue funcionario de casilla en el poblado de Tejalpa, municipio de Jiutepec, sufrió quemaduras de tercer grado en el brazo y mano porque una persona, hasta ahora desconocida, quemó unas urnas.

Eder Geovanni en rueda de prensa informó que se le han practicado cerca de 6 cirugías todas con cargo al bolsillo de su padre, quien ha desembolsado más de medio millón de pesos para poder hacer frente al problema que enfrentan desde hace 3 años.

De acuerdo a su denuncia el Instituto Nacional Electoral (INE) no ha cubierto todos los gastos; consideró además que la población debe exigir seguridad federal para participar como funcionario de casilla.

“Es necesario que se garantice la seguridad con elementos del Ejército Mexicano y fuerzas armadas, pues no hay policías suficientes, porque el día que ocurrió el incidente sólo había un agente que se retiró antes de que lanzaran el frasco con combustible”, relató.

Reconoció que tampoco hay una ley ni seguros que protejan a ciudadanos que participan como funcionarios de casilla y a tres años no hay ningún responsable detenido por estos hechos y aunque hubo denuncias por los daños y por delito electoral no ha pasado nada.

El joven recordó que sólo recibió recursos de un donativo de 17 mil pesos del bolsillo de consejeros nacionales del INE, por lo que solicitó que se le cubran los daños causados a su persona.

Demandó al INE que cumpla con su obligación de dar seguridad a los funcionarios de casilla y cumplir con el pago de más de medio millón de pesos por concepto de curaciones.