Clausura PROFEPA Centro de Acopio de residuos peligrosos en Morelos

+ El Centro de Acopio se ubica en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (CIVAC), en el estado de Morelos
+ Se encontró medicamento caduco con volumen de 1 tonelada y media aproximadamente.
+ Carecía de permiso para operar, así como medidas sanitarias y de seguridad.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en el estado de Morelos, clausuró un Centro de Acopio de Residuos Peligrosos, por carecer de permiso para operar, así como medidas sanitarias y de seguridad. Fue asegurada, aproximadamente una tonelada y media de medicamento caduco.

Personal de esta Procuraduría defensora del ambiente atendió una denuncia ciudadana, por lo que se constituyó en el establecimiento, ubicado en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca, Morelos (CIVAC).

Durante la visita, los inspectores encontraron residuos peligrosos almacenados y/o acopiados, cuya sumatoria arrojó un total de mil 496.98 kilos de medicina que presentó vencimiento, desde la fecha de fabricación.

La empresa recolecta residuos de farmacias, hospitales y, entre otros, los generados por empresas dedicadas a la industria farmacéutica, sin autorización para prestar el servicio a terceros, expedida por la Secretaría de Medio ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Tampoco exhibió bitácoras de entradas y salidas de los residuos peligrosos almacenados, carecía de letreros y señalizaciones alusivos a la peligrosidad de los residuos acopiados ni tenía sistemas de extinción de incendios y equipo de seguridad para atención de emergencias.

El personal de la PROFEPA, como medida de seguridad, determinó la clausura temporal total de las actividades, prevista en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, conforme al artículo 101 y 104 fracciones II y III de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, 154 y 155 del Reglamento de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

Toda vez que existe un riesgo para la salud o el medio ambiente, derivado del manejo inadecuado de residuos peligrosos, la sanción podrá ser de una multa equivalente de 30 a 50,000 mil unidades de medida de actualización y la clausura definitiva, total o parcial, de conformidad a lo dispuesto por el artículo 171 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Con estas acciones la PROFEPA promueve una conducta responsable en las empresas que manejan residuos peligrosos para evitar riesgos a la salud de las personas y evitar daños ecológicos por omisiones.