Taxistas piden justicia y el esclarecimiento del asesinato de uno de sus compañeros

*Se dicen inconformes con las autoridades, exigen mayor seguridad para el gremio.

Luego de que este fin de semana familiares, amigos y taxistas le dieran el último adiós a Guillermo, joven taxista de 32 años de edad, oriundo de Cuautla que tuvo la desgracia de ser abordado por una mujer y dos hombres para solicitarle un viaje al municipio de Ayala, tras internarlo a una comunidad muy alejada, lo asaltaron robándole todas sus pertenencias para después privarlo de la vida, los delincuentes también trataron de llevarse el taxi, un Versa 2018 que el joven aún con vida, logró inmovilizar vía control remoto impidiendo el robo.

La víctima de la delincuencia, era integrante de una familia muy reconocida de la ciudad de Cuautla, quienes lo describieron como un hombre muy trabajador, buen hijo, buen esposo, buen padre de familia que deja en la orfandad a sus 4 menores hijos, le sobreviven también su esposa, sus padres y hermanos quienes están desechos del dolor por la pérdida tan inesperada de su ser amado.

Ante este hecho lamentable, taxistas mostraron su sentir y molestia por la falta de seguridad, externando su preocupación por la actividad que por necesidad realizan hasta altas horas de la noche y en donde constantemente sus vidas están en peligro.

La misa de cuerpo presente de Guillermo se realizó la tarde del pasado viernes 25 de mayo en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de la colonia Francisco I. Madero, donde una multitud abarrotó el recinto religioso en clara muestra de acompañamiento a sus familiares, al término de la misa, la joven esposa no resistió la pérdida de su amado esposo desvaneciéndose cuando se lo llevaban al panteón municipal, los padres de Guillermo estaban sumidos en el dolor de saber que ya nunca volverían a ver a su primogénito, una banda de viento acompañó a la carroza fúnebre que llevaba los restos de Guillermo a reposar al campo santo