Ryan Reynolds, contra las armas

Si bien en la pantalla grande Deadpool es uno de los héroes más sanguinarios de Marvel, su protagonista Ryan Reynolds dice que no está a favor de la violencia y aboga por el control de armas en Estados Unidos.

“Yo crecí en Canadá, así que el hecho de que puedas ir a comprar un arma a una tienda me es muy ajena, por eso comprar un arma me parece muy loco. Me gustaría que hubiera mejor control de armas pero también sé que las ocupan para cazar”, expresó el actor.

Reynolds llegó a la Ciudad de México para ofrecer una conferencia previo al estreno de la cinta Deadpool 2 en donde explicó que, si bien su personaje es un superhéroe que rompe todas las reglas, él en la vida real aboga por un mundo sin violencia.

Por ello, desde hace unos años creó un colectivo en el que se busca educar a los niños para ser más empáticos, lo cual, consideró, evitará menos problemas en el mundo.

“No les enseñamos a los niños cómo hablarse entre ellos en la escuela, no se les enseña de empatía y eso cambiaría al mundo mucho. La empatía ayudaría al planeta, la manera en la que es la educación debería cambiar”.

El canadiense de 41 años explicó que desde hace un par de años se encuentra involucrado en Empathic project, “he tenido contacto con niños y nuestro proyecto es que a través de cortos y documentales tratamos de mandarle un mensaje de empatía a los pequeños y esperamos que este proyecto se haga más popular y llegue a más gente”.

Reynolds afirmó que, si bien su personaje no tiene reparo en hacer chistes sobre los demás, incluso sobre él mismo, en esta nueva entrega, que llegará a los cines el 18 de mayo, los fans de su personaje no encontrarán broma alguna sobre Donald Trump.

“Podríamos hacer bromas de Trump pero creo que él hace las mejores bromas sobre sí mismo, aunque a mí no me hace gracia”.