Despiden en C5 a policías que murieron electrocutados. 

Esta tarde se llevó cabo en las instalaciones del C5 una emotiva ceremonia luctuosa de los dos elementos de la Policía Morelos, Guillermo Albarrán Esquivel y Julio César Yañez Álvarez, quienes murieron ayer por la tarde a consecuencia de una descarga eléctrica cuando instalaban un módulo inteligente en la entrada de la colonia Flores Magón, a la altura de la Plaza Fórum, en Cuernavaca.

El policía, Guillermo Rodolfo Albarrán Esquivel tocó por accidente los cables de alta tensión cuando colacaba una torre telescópica con una cámara de videovigilancia recibiendo una descarga eléctrica que lo calcinó por completo, su compañero,  Julio César Yáñez Álvarez trató de ayudarlo, sin embargo también recibió una descarga por lo que fue trasladado al Seguro Social, donde murió minutos después de haber ingresado.

El comandante Lauro Quíroz Amador, Director de Unidades Especiales de la CES, fue quien dio lectura al parte informativo de los hechos de como perdieron la vida ambos policías caídos en cumplimiento de su deber.

Ante los familiares de  Guillermo Rodolfo Albarrán Esquivel y Julio César Yañez Álvarez sus compañeros realizaron el último pase de lista y posteriormente tiraron tres balas de salva en su honor.

Posteriormente se montaron tres guardias de honor, encabezando la primera de ellas el comisionado estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra que ofreció sus condolencias y apoyo a los deudos y quien además reconoció el acto heroico de Julio César Yáñez, quien trató de salvar a su compañero.

Previo a esta ceremonia el comisionado estatal Alberto Capella Ibarra comentó que los policías violaron el protocolo cuando instalaban este módulo inteligente de acuerdo a lo que captaron las cámaras de seguridad.

“Estos jóvenes estaban preparados pero sucedieron dos cosas una falta de atención en el levantamiento de un mástil y el no darse cuenta que había demasiado viento lo que de alguna forma generó el movimiento de los cables, es la primer hipótesis que tienen, por ello se realizarán los peritajes entre la FGE y Protección Civil del Estado.”

Guillermo Rodolfo Albarrán murió a los 28 años de edad y deja como deudos a su esposa y a sus padres y Julio César Yáñez deja a dos menores en estado de orfandad así como a su esposa y a sus padres.