¿Qué es el estrés post- vacacional?

Estado físico y de ánimo que produce apatía en una persona al finalizar su periodo de vacaciones al regreso a la vida activa

Este estado provoca en ocasiones molestias físicas y mentales que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.

Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años.

Síntomas del estrés post- vacacional

  • Falta de tolerancia al trabajo
  • Puede existir un cambio de carácter con cierta agresividad
  • La concentración, así como la capacidad de tomar decisiones, está deteriorada
  • Debilidad y falta de ánimo generalizado
  • Falta de apetito
  • Dolores musculares
  • Irritabilidad
  • Somnolencia diurna
  • Dolores de cabeza aparecen con cefaleas
  • Incapacidad para concentrarnos
  • Actitud de enfado
  • Desidia
  • Puede durar de 1 a 3 días como máximo, siendo este periodo considerado normal.
  • El síndrome post-vacacional no está aceptado como enfermedad ni tampoco se manifiesta en todas las personas.

¿Por qué nos da?

  • Cuando vamos de vacaciones modificamos nuestros hábitos muchas veces abruptamente
  • Comemos diferente
  • Dormimos diferente
  • Bebemos diferente
  • Nos exponemos al clima diferente
  • Tenemos momentos de euforia diferentes
  • Respiramos otros aires diferentes
  • Modificamos el reloj de comida y de despertar
  • Eso genera una modificación sensorial y química en el organismo
  • El torrente sanguíneo se llena de otros nutrientes y sustancias
  • Se segregan sustancias químicas en el cuerpo como endorfinas provocadas por la euforia
  • Se segrega serotonina de más por la exposición los rayos solares

Explicación Física:

Cambia el biorritmo, el metabolismo y la ingesta de alimentos

Se modifican los hábitos de sueño y aumentan las sensaciones de libertad y las emociones

El cuerpo segrega a nivel hormonal cantidades de dopamina y endorfinas que al volver al trabajo y retomar la rutina habitual y se corta de tajo, el organismo entra en una especie de abstinencia que provoca alteraciones físicas y mentales.

 

¿Qué hacemos?

10 recomendaciones para reponerte de la depresión post-vacación:

No alargar las vacaciones hasta el día anterior de empezar a trabajar.

Volver de vacaciones un par de días antes para que la adaptación a la rutina sea más paulatina, empezando a habituarnos nuevamente a los ritmos de sueño y comida.

Al volver es conveniente desarrollar alguna actividad de ocio que sea compatible con el trabajo para que no sea tan brusco el cambio y tomarse tiempo para arrancar y volver a tomar el ritmo que se tenía antes de vacaciones.

Ordenar un poco su área de trabajo antes de empezar a trabajar ayuda a disminuir la sensación de caos.

Adelantar trabajo pendiente es un buen método para mantener la mente ocupada.

Arman plan para salir en lunes; martes y miércoles tipo cine o cena con la familia, tal vez noche de museos o algo parecido.

Respeta las horas de sueño y dormir bien

Alimentarse bien y beber agua.

Es muy importante hacer deporte, caminar un poco más para regresar o ir al trabajo

Modera el consumo de alcohol y cafeína