Trabajarán PEMEX y SAPAC en fuga clandestina que contamina el corredor biológico Chichinautzin

Autoridades de protección civil y de seguridad de los tres niveles de gobierno acordaron reforzar la vigilancia en el poliducto añil que atraviesa por Cuernavaca para contener el aumento del robo y fugas de hidrocarburo que han provocado contaminación en el agua potable, particularmente en el poblado de Ocotepec.

Lo anterior fue dado a conocer por Javier Bermúdez Alarcón, director de la Coordinación Estatal de Protección Civil, quien informó que en esta mesa extraordinaria de trabajo participaron los directores de Protección Civil de Cuernavaca y Huitzilac, los representantes de PGR, PEMEX, Policía Federal, SEDENA y SAPAC.

“En esta ocasión se tomaron acuerdos interesantes en relación aumentar la vigilancia en el poliducto añil de Cuernavaca por parte de Seguridad Física de PEMEX y también se acordaron reuniones periódicas entre ésta paraestatal y SAPAC para que hagan un análisis detallado no solo de los tres pozos sino del afluente de contaminación que presumimos puede estar en el corredor biológico Chichinautzin y no en la zona urbana”.

Además se acordó que PEMEX y SAPAC  trabajarán juntos en el municipio de Huitzilac, donde se presume que hay una fuga activa de combustible que presuntamente está ocasionando la contaminación en el corredor biológico Chichinautzin, cuyo punto es el origen y fuente de abastecimiento de agua potable para la capital del estado.

Bermúdez Alarcón dijo que para contener el huachicol las dependencias también acordaron trabajar de manera coordinada y no aislada para contener esta actividad delictiva que pone en riesgo a la población.

Finalmente el funcionario dijo que el robo de combustible se ha incrementado cinco veces más en relación con el año pasado, en lo que va del 2018 se han localizado 40 tomas clandestinas.
En el 2017 se localizaron 486 tomas clandestinas en Cuernavaca y Huitzilac.