Conafor alerta sobre riesgo de adquirir ‘heno motita’

Pachuca, Hgo.  La delegación estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) alertó a los vendedores de artículos navideños sobre el riego de la proliferación del llamado heno motita o tillandsia recurbata el cual seca y mata a los arboles principalmente los mezquites y huizaches originarios de municipios del Valle del Mezquital y de la región de Tula.

Eduardo Vargas Solis, Enlace de Sanidad Forestal de la delegación estatal de Conafor en Hidalgo en entrevista para La Jornada explicó que si bien hay diversas variedades de heno, en el caso de la tillandsia recurbata es una planta epifita que se adhiere a los mezquites y huizaches a los que poco a poco va matando por medio de las sustancias tóxicas que expide además de no permitir el nacimiento de hojas y ramas.

Dijo que si bien en diciembre es ya tradicional la venta de heno para adornar los llamados nacimientos, advirtió que si se coloca tillandcia recurbata “al momento de que se manipula las esporas salen despedidas al aire lo cual provoca que se adhieran y crezcan en arboles a los que poco a poco van matando”.

“No todas las especies de heno despiden sustancias tóxicas a los arboles, como el heno colgante ; pero en el caso del heno motita es ya una plaga” dijo el especialista.

Reveló que el heno motita además de adherirse en los arboles también se hospedan en cables de luz y otros lugares de zonas secas . “La mayor parte de la gente que vende heno en la época navideña sabe diferenciar al heno colgante y al motita ; pero existe la posibilidad de que en algunos lugares se pudiera vender por desconocimiento de las afectaciones que pueden ocasionar”.

Señaló que a diferencia del heno colgante, la tillandsia recurbata no se puede almacenar. “Si se almacena se corre el riesgo de que las esporas viajen por el aire y se hospeden en los arboles por lo que más conveniente es quemarlo y usar las cenizas como abono”.

El heno motita según Eduardo Vargas se desarrolla en zonas áridas o semiáridas y se alimenta del polvo y humedad no de los árboles en que se hospedan. Por eso se encuentra en las regiones del Valle del Mezquital y de la Tula-Tepejí. “A diferencia del colgante , el heno motita tiene una forma esférica, como de gallito y se alimenta del polvo y la humedad”.

En cuanto a las tareas que lleva al cabo Conafor para combatir esta plaga, Eduardo Vargas externó que si bien la mayor proliferación de esta plaga se ha detectado en zonas urbanas de los 19 municipios que integran el Valle del Mezquital y los localizados en la región de Tula , la ley establece que la Conafor no tiene competencia para intervenir. “Sólo estamos facultados para intervenir en zonas federales”.

No obstante, este año la Conafor llevó al cabo trabajos para eliminar está planta en 40 hectáreas de la zona arqueológica de Tula en colaboración con la Comisión Nacional de Áreas Protegidas .

“Tenemos información de que el gobierno estatal con sus propios recursos está llevando al cabo trabajos para eliminar esta plaga en 120 hectareas en la zona de la presa Endho de la región Tula-Tepejí.

Puntalizó que si bien Conafor no puede intervenir en zonas tipificadas como urbanas para combatir con el heno motita, si brinda cursos de información y capacitación a asociaciones civiles de las regiones afectadas para evitar la proliferación de tillandsia recurbata.

De igual forma reveló hay otras plagas como el forademdrum la cual es una planta parásita que si se alimenta directamente de los árboles en que se hospeda secándolos de manera directa.

“Esta plaga vive en especies de arboles como encino, capulin, y palo dulce así como el huizache la cual es el segundo elemento más nocivo que afecta la sanidad vegetal en el estado que combate la Conafor”.

Tras asegurar que esta plaga se encuentra prácticamente en los 84 municipios de Hidalgo, el funcionario reveló que este año la Conafor ha trabajado en 800 hectáreas “para combatir la incidencia de esta planta parásita”. “La hemos combatido en las regiones de Almoloya, Metztitlán, Cardonal y otros municipios.”

vía: http://www.jornada.unam.mx