Cubanos sufren sin Fidel

A un año de la muerte de Fidel Castro Ruz, ocurrida exactamente hace un año, la situación económica y política en Cuba todavía es  complicada y amenaza con agravarse.

Desde el 25 de octubre de 2016, cuando falleció Fidel Castro a los 90 años de edad, los cubanos han visto cómo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, endureció el embargo y  dio marcha atrás a algunas de las medidas adoptadas por su antecesor, Barack Obama.

Además, la meta de crecimiento anual cifrada en 2% en diciembre, fue ajustada a 1% en julio, pero otras fuentes prevén incluso una cifra negativa.

Por si fuera poco, las reformas emprendidas por el presidente Raúl Castro se estancaron. Por ejemplo, congeló la entrega de licencias para el trabajo privado en una veintena de actividades y fueron eliminadas otras.

Por ello, Cuba depende cada vez más de la ayuda extranjera para mantener su economía, pero su mayor aliado, Venezuela, enfrenta también una grave crisis económica.

Por todo ello, Cuba ocupa el lugar 178 de 180 países analizados en el Índice de Libertad Económica de The Heritage Foundation y The Wall Street Journal.

Dicho Índice toma en cuenta la libertad en cuanto a política, leyes, salud, comercio, educación y economía.

El documento señala que la ilegalidad impregna a las empresas privadas y la corrupción es la causa.

Aunque se permite, la actividad económica privada está limitada, las aplicaciones en las regulaciones no son transparentes, el emprendimiento se ve truncado lo que ha provocado la creación de la economía informal.

Vía: http://www.excelsior.com.mx/global/2017/11/25/1203489