Catea Fiscalía Anticorrupción casa del rector Alejandro Vera

El juez de control y juicio oral Isidoro Sandoval Lome el pasado 9 de noviembre libró orden de aprehensión contra el rector Alejandro Vera y su esposa María Elena Ávila Guerrero luego de que la fiscalía anticorrupción entregó la la carpeta de investigación JC/1120/2017 por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

Pero durante la madrugada de este sábado a las 1:12 la autoridad judicial libró una orden de cateo al domicilio particular del rector en la zona residencial Paraíso Country Club localizada en el municipio de Emiliano Zapata hasta donde llegaron 7 unidades de la policía y 20 elementos a bordo encabezados por el fiscal anticorrupción Juan Salazar Nuñez y el fiscal Octavio Ibarra.

El convoy se detuvo en la puerta de vigilancia quien llamó a la administración y quizá eso permitió que el rector saliera de su domicilio pues al llegar la policía no se encontraba nadie salvo dos trabajadores y aun con ello entraron al inmueble.

Cesar Ricardo García Bravo, abogado del rector y supuestamente vecino en ese mismo fraccionamiento fue avisado por los guardias de seguridad y acudió a la diligencia.

“Venían un tanto agresivos y se les explicó que no era necesario; se les permitió la entrada y les pregunte qué era lo que buscaban y entonces informaron que traían una orden de aprensión en contra del rector y su esposa; entraron y revisaron todas las zonas de la casa y hasta el jardín pero por fortuna ellos no estaban”, explico.

El abogado explicó que la acción de la autoridad fue violatoria de las garantías del rector y su esposa al considerar que: “fueron violentadas las garantías del debido proceso, no es un delito grave, no amerita la prisión preventiva de manera oficiosa, el rector tiene un arraigo en el estado por lo tanto no se cumplen con los extremos de la necesidad de medida cautelar”.

Ante ello se informó que en las próximas horas se tramitará un amparo para el rector y si esposa porque con la medida dictada por el juez en cualquier momento podría ser detenido. Lo anterior ocurre después de que senadores de la República hace unos días ofrecieron una conferencia de prensa para exigir un alto a la persecución del rector Alejandro Vera quien también mediante un comunicado acusó al gobernador Graco Ramírez de cualquier cosa que le pueda ocurrir a él y su familia.