Pide SAPAC no generar psicosis por agua contaminada en pozos.

Luego de que los vecinos del poblado de Acapantzingo denunciaran que el agua potable tenía un olor y sabor a gasolina, el Sistema de Agua  Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), la COFREPIS, SALUD y CONAGUA, llevan a cabo muestreos del vital líquido para determinar si esta contaminada o no confirmó José Pérez Torrres, director del organismo.

Pérez Torres informó además que el pozo que suministra el agua potable al poblado de Acapantzingo fue suspendido para evitar algún problema de salud, “en este momento cuadrillas están revisando el agua, se revisa el olor, el sabor y el color para que la ciudadanía este tranquila. Los dos pozos que tuvieron este problema, uno de ellos en las norias en Ahuatepec y el pozo Chapultepec dos, vale la pena aclarar que no todos los pozos están contaminados”.

En Cuernavaca informó hay distintas fuentes de abastecimiento y en algunas hay conexiones con los veneros que son independientes, pidió no generar psicosis entre la población y si esperar los resultados de las muestras que se analizan en laboratorios.

“No generemos una psicosis, esperemos los resultados y sobre de eso vamos a trabajar, hasta el momento no sabemos de que tipo de contaminación estamos hablando, en ocasiones el agua llega a ser contaminada con metales y cuando los pozos llegan a ser contaminados de esa forma se cierran en definitiva, trabajamos en el tema de la limpieza pero puede que si haya habido un olor y un sabor distinto pero desde el 27 de junio trabajamos con dependencias federales para evitar un problema mayor”, concluyó.