Nuño prevé resultados hasta 2030

CIUDAD DE MÉXICO.

La Reforma Educativa aprobada en 2012 entra en su recta final al presentar hoy jueves el secretario de Educación, Aurelio Nuño, los nuevos planes y programas de estudio para la Educación Básica y también para los sistemas de Educación Media Superior que dependen de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En entrevista con Grupo Imagen, Nuño Mayer afirmó que estos planes educativos se pondrán en operación en el Ciclo Escolar 2018-2019 para dar tiempo de un año a la capacitación de los docentes y a la impresión de los nuevos libros de texto.

El responsable de la política educativa del país expuso que los resultados concretos del nuevo Modelo Educativo se conocerán a cabalidad en el año 2030.

Advirtió, sin embargo, que siendo la Reforma Educativa parte del “debate democrático de México”, el nuevo Modelo Educativo corre el riesgo de sufrir modificaciones ante la renovación de los poderes federales en 2018.

Los nuevos planes y programas de estudio fueron elaborados por la SEP con el apoyo de 90 expertos de universidades públicas y privadas y contó con el respaldo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los temarios de enseñanza se basarán en conocimientos, actitudes y valores y estarán fundamentados en cinco ejes: habilidades socioemocionales, escritura argumentativa, autonomía curricular, articulación de los programas de los distintos niveles y pensamiento histórico, con una premisa muy clara: “aprender a aprender a lo largo de la vida”.

Los esquemas de enseñanza tendrán menos extensión y más profundidad en los contenidos, conservando aquellos que siguen siendo relevantes.

También se profundizará en los aprendizajes clave y las escuelas decidirán cómo utilizar una parte determinada de la jornada.

Los campos de la formación académica serán: Lenguaje y Comunicación; Pensamiento Matemático; Exploración y Comprensión del Mundo Natural y Social, y destacadamente la enseñanza de una lengua extranjera: el inglés. Un punto fundamental, explicó, es que en el nuevo esquema para la enseñanza de las matemáticas, estas se verán más allá de la enseñanza de fórmulas y datos.

Los nuevos planes y programas de estudios, ¿cuándo entrarán en plena operación y cuándo se verán los resultados?

Me parece que es un proceso de cuando menos una década; una década a partir de que el modelo esté caminando.  Si la primera parte del modelo arranca en el ciclo 2018-2019, estaremos viendo los primeros resultados hacia el año 2030, ya resultados dijéramos globales y profundos.

Entonces, ¿los resultados del nuevo Modelo Educativo los tendremos de manera transexenal?

Sí, en esos diez, 12 años, van a empezar a haber muchos cambios notorios cuando podamos decir que el nivel educativo del país ya avanzó; que los niños ya están en esta lógica; más o menos nos va a llevar una década.

¿Es previsible que con el cambio de gobierno pueda haber modificaciones a la Reforma Educativa, el Modelo Educativo, e incluso a los nuevos planes de estudio?

La política educativa como muchas políticas educativas son parte del debate democrático, aparte del debate de las elecciones de 2018 y, eventualmente, hay quienes han postulado que no están de acuerdo con esta reforma, con este modelo. Obviamente, para nosotros es fundamental.

¿Cuál es una de las principales motivaciones para realizar las adecuaciones a los planes y programas de estudio?

Había rupturas, se abordaba cada nivel educativo como un mundo aparte y se acababa el preescolar, y la primaria pareciera que empezara de cero y viceversa, o la secundaria, o la media superior.

¿Esto significa que tendremos ahora continuidad en los temarios de enseñanza de preescolar, primaria, secundaria y el bachillerato de la SEP?

Lo que estamos haciendo es tener una articulación, viendo todo el proceso educativo del preescolar a la media superior como un continuo, es decir: como todos los aprendizajes se van planteando de manera sucesiva.

¿Son las matemáticas y el español las asignaturas donde se pondrá más énfasis en los nuevos planes de estudio?

En español vamos a tener un enfoque de aprendizaje y enseñanza con énfasis en las estructuras gramaticales, entender textos, comprensión de idioma, mientras que en las matemáticas, haremos que ya no se vean con miedo, son un lenguaje y una herramienta útil para todos y se deberá favorecer su aprendizaje mediante aplicaciones prácticas en la vida cotidiana.

Vía EXCELSIOR