Diálogo, la única salida; crisis en Venezuela

CIUDAD DE MÉXICO.

La negociación es la única manera de evitar una catástrofe en Venezuela, subrayó el expresidente de España, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio.

Zapatero, quien encabeza el grupo de mediadores propuesto por la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) para lograr una salida pacífica a la crisis que golpea a la nación petrolera, dijo que en Venezuela hay un “antagonismo histórico, dos almas divididas y no se pueden imponer las posiciones más radicales de cada una de ellas”.

En cuanto a la Asamblea Nacional Constituyente que propone el presidente venezolano Nicolás Maduro, Zapatero señaló que el mandatario tiene derecho a convocarla, pero debe haber máximo consenso y la oposición considera este proyecto como un fraude constitucional. “Por eso hay que sentarse a dialogar, para hablar de la Constituyente”, insistió, y añadió que las dos partes están conscientes de la gravedad de la situación en Venezuela.

En su proyecto, Maduro explicó que la Constituyente no tendrá la participación de partidos políticos y estará formada por 500 asambleístas, de los cuales la mitad serán elegidos de forma indirecta por sindicatos, campesinos y otras minorías afines al Presidente. Los restantes, detalló, serán escogidos “en un sistema territorializado, con carácter municipal, en las comunidades, con voto directo, secreto”.

Los opositores insisten que esta Constituyente huye del “voto universal, directo y secreto”.  A su vez, el socialista, quien visitó tres veces al líder opositor encarcelado Leopoldo López, dijo que éste tiene buena apariencia física y buena actitud, en referencia a las declaraciones de Lilian Tintori, esposa de López, quien denunció que su marido estaba siendo torturado en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas. “López es un líder fundamental para esa salida de consenso que yo deseo en Venezuela”.

“El sentido último de la política es salvar la vida de la gente, por lo tanto, deberíamos intentar cuanto antes dialogar”, concluyó.

Desde hace casi tres meses, el país sudamericano lleva envuelto en una ola de protestas (en su mayoría antigubernamentales) que han dejado al menos 76 muertos, miles de heridos y cientos de detenidos, según la Fiscalía venezolana.

Vía EXCELSIOR

Top