APARATOS ELÉCTRICOS Y EQUIPOS DE CÓMPUTO FUERON DECOMISADOS A BANDA DE “ROBACASAS”

Durante una diligencia de cateo a un inmueble del municipio de Emiliano Zapata, utilizado por una banda de robacasas para el resguardo de artículos robados, se logró el decomiso de un cuantioso botín de aparatos eléctricos y equipos de cómputo, entre otros artículos.
Resultado de las pesquisas hechas por agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC) de la Zona Metropolitana, se conoció que un domicilio de la Unidad Habitacional El Castillo del Poblado de Tezoyuca, era utilizado para ocultar objetos robados, por tal motivo se solicitó y obtuvo del Juez de Control del Primer Distrito Judicial la respectiva orden de cateo.
En el lugar se logró asegurar a una mujer y un adolescente, a éste último se le encontraron dos envoltorios con marihuana. Además, fueron decomisados televisores de diferentes tamaños y marcas, celulares, tablets, computadoras portátiles, equipos de sonido, relojes de diversas marcas, botellas de licor, ropa, consolas Xbox, iPad, CPU´s y objetos varios, los cuales fueron embalados por personal de Servicios Periciales.
Con los indicios recabados durante la diligencia, se logró establecer la identidad de Salvador Ulises “N”, como uno de los principales operadores de esta banda, el cual fue aprehendido la tarde de ayer en la colonia Centro de esta ciudad, quien quedó a disposición del Juzgador al interior del Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO) Morelos, en el municipio de Xochitepec, en espera del desahogo de su audiencia inicial.
Informes de la PIC establecen que el modo de operar de este grupo delictivo consiste en localizar viviendas que permanecen solas por un lapso suficiente para forzar cerraduras y robar, principalmente, aparatos eléctricos, los cuales transportan en una camioneta tipo Urban, color blanco, con placas del Estado de México, la cual se encontró estacionada afuera del domicilio cateado.
Con este nuevo golpe a la delincuencia, la Fiscalía General del Estado reitera su compromiso de llevar ante la justicia a quienes infrinjan la ley.