Busca Cuauhtémoc Blanco recuperar control de la Seguridad a través de una controversia constitucional.

El alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, informó que el 13 de febrero el ayuntamiento interpuso una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra el gobierno de Graco Ramírez por su negativa de dar por concluido el convenio de Mando Único, el cual fue admitido por la Corte el pasado 24 de febrero.
En una conferencia de prensa que ofreció hace un par de horas en el Museo de la Ciudad, manifestó que en varias ocasiones ha solicitado a las autoridades estatales que se devuelve al ayuntamiento capitalino el control de la policia municipal, ya que esto contraviene las propias disposiciones legales.

“Hemos pedido por todas las formas que nos devuelvan el mando de nuestra policía municipal y el gobernador se ha negado y no solo eso también lo usa como medio de presión politica, dejando como segundo plano la seguridad de los habitantes de Cuernavaca”, agregó.

Recordó que las razones que obligaron al municipio de ceder tanto los recursos humanos, materiales y económicos en materia de seguridad fue la confianza que tenían en el Gobernador, en el sentido de que se iba a fortalecer la seguridad en la capital del estado, sin embargo, este convenio, dijo Cuauhtémoc Blanco se ha convertido en una presión política que no ha dado los resultados esperados.

Tras ofrecer una serie de estadísticas y cifras de asociaciones y organizaciones como Alto al Secuestro en las que se demuestra que Morelos sigue ocupando los seis primeros lugares en el delito de secuestro y que los homicidios dolosos se han duplicado en la capital del estado; Cuauhtémoc Blanco recordó que la finalidad de este modelo era el perfeccionamiento de las policías municipales, sin que hasta el momento haya esa profesionalización.

El ex futbolista dijo estar consciente de que esta controversia surtirá sus efectos en la siguiente administración municipal, sin embargo, dijo que como institución está dispuesto a diseñar junto con el gobierno del estado un nuevo mecanismo de colaboración en materia de seguridad.

“Incluso estamos dispuestos a negociar olvidando los desencuentros con la firma de un nuevo convenio, ya que las responsabilidades deben ser compartidas y las acciones transparentes y la temporalidad muy clara privilegiando en todo momento a los ciudadanos.

Quiero que me dejen trabajar y que me dejen cumplir mis compromisos”, concluyó.