Ratifican autoridades estatales y federales a Daniel Hernán López Rodríguez como Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores del Poder Ejecutivo

El 8 de septiembre del 2016, el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje negó la toma de nota a Argelia Corona Núñez y otros, mismos que se ostentaban como titulares de los cargos directivos del Sindicato de Trabajadores del Poder Ejecutivo y Entidades Paraestatales del Estado de Morelos.

El 14 de diciembre de 2016, el Juzgado Tercero de Distrito del Estado de Morelos, resolvió el juicio de amparo indirecto con número de expediente 1602/2016, interpuesto por Argelia Corona, confirmando que éstos no tienen el secretario general sindical

Daniel Hernán López Rodríguez, líder sindical acusó a Argelia Corona y otros, presentaron ante el Tribunal Colegiado en materia de trabajo del estado, recurso de revisión, mismo que no cumple con los argumentos que permita poner en tela de juicio la revocación de la resolución otorgada por el Juzgado Federal de Distrito.

Posterior el 21 de octubre del año pasado, la Juez de Primera instancia, Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Poder Judicial de Morelos, en la causa penal JC/901/2016, resolvió vincular a proceso a Argelia Corona y otros, por el delito de despojo agravado de las instalaciones propiedad del Sindicato, señalado como última fecha para el cierre de la investigación el día 21 de abril de 2017.

Los inculpados quedaron a disposición de la Unidad de Medidas Cautelares del Estado, para que acudan formalmente a firmar cada mes ante ésta.

López Rodríguez manifestó que de acuerdo con las resoluciones emitidas tanto por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado de Morelos, así como por el Juzgado Tercero de Distrito con residencia en la entidad, confirman que el Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores del Poder Ejecutivo y Entidades del Estado de Morelos 2015-2018 es Daniel Hernán López.

López Rodríguez acusó a Argelia Corona de utilizar al sindicato como “trampolín” político bajo el disfraz de una supuesta lucha por los genuinos intereses de los trabajadores del Poder Ejecutivo.