Realizan primeras donaciones de plasma.

Los donantes fueron dos trabajadores del IMSS recuperados de COVID-19.
El procedimiento de donación de plasma está abierto en el IMSS al público en general.
Por primera vez en Morelos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llevó a cabo la donación de plasma de pacientes recuperados de COVID-19. El objetivo es ofrecer una alternativa de tratamiento a los derechohabientes que padecen la enfermedad en condición grave y disminuir complicaciones en estas personas.
La responsable sanitaria del Banco de Sangre del Hospital General Regional con Medicina Familiar (HGR/MF) No. 1 en Cuernavaca, Karina Corona Antonio, informó que este procedimiento está abierto al público en general y se realiza como parte del protocolo “Eficacia y seguridad de plasma de donadores convalecientes por COVID-19 en pacientes con síndrome de infección respiratoria aguda grave por el virus SARS-COV-2”.

Explicó que el plasma es un componente de la sangre, que contiene en su mayoría los anticuerpos que las personas generan ante cualquier tipo de infección o agente extraño que ingresa al cuerpo, produciendo una respuesta inmunológica.
“Al obtener el plasma de los pacientes recuperados, se lleva cierta cantidad de anticuerpos de acuerdo al número de días que tiene después de haberse expuesto a la enfermedad. Al infundirlo al paciente en estado grave se busca generar una respuesta inmunológica y neutralizar la enfermedad”, detalló.

Corona Antonio dijo que como todo componente sanguíneo, el plasma donado debe cumplir con pruebas de seguridad para descartar procesos infecciosos como VIH, hepatitis B y C, chagas, sífilis y brucella, virus que pueden transmitirse a través de una transfusión.
La especialista indicó que el primer filtro para las mujeres interesadas en donar plasma es no estar embarazadas, porque esta condición genera en las mujeres una respuesta inmunológica.

Otros requisitos para mujeres y hombres son: pesar más de 65 kilos, contar con conductos sanguíneos (venas) gruesos para la donación, no estar tomando medicamentos, no haber recibido transfusiones durante su hospitalización, ni haber recibido inmunoglobulina.
Asimismo, señaló que el proceso para extraer el plasma de la sangre dura aproximadamente 45 minutos y “es muy noble” y se puede volver a donar otra vez.

En este sentido, explicó que los donantes recuperan el plasma de forma rápida con la ingesta de líquidos.
Destacó que estas dos primeras donaciones de plasma en el HGR No. 1 las realizaron dos trabajadores del IMSS que resultaron positivos a la prueba de COVID-19, y después de validar su recuperación a través de una prueba con resultado negativo, por la seguridad transfusional.
El auxiliar en enfermería, Iván Figueroa Vara, adscrito a este mismo nosocomio en Morelos, dijo que “aceptó convertirse en donador de plasma porque es un placer saber que existe la posibilidad de ayudar a alguien más”.
Señaló que durante la enfermedad se mantuvo 14 días en aislamiento domiciliario y siempre contó con la vigilancia médica vía telefónica para monitorear su recuperación.
Figueroa Vara, de 38 años, habitante del municipio de Emiliano Zapata, hizo un llamado a la población a no tener duda de la enfermedad y no desistir de las indicaciones de los especialistas como la higiene de manos, la sana distancia, el uso de cubrebocas, etc.
Por su parte, César Rivera Navar, anestesiólogo adscrito también al HGR No. 1, indicó que, después de haber superado este padecimiento, buscó la posibilidad de apoyar en la recuperación de pacientes graves de COVID-19, por lo cual se acercó al Banco de Sangre para ser donador de plasma.
“Es la primera vez que realizo una donación para otras personas que no conozco, y esto es muy importante, porque no todos los pacientes tienen la posibilidad de salir adelante de la enfermedad”, expresó el joven de 38 años, oriundo del municipio de Jojutla.
Ambos invitaron a los pacientes recuperados de COVID-19 a sumarse a la donación de plasma en Morelos y así ayudar a otras personas en su lucha para vencer este padecimiento.
De acuerdo con la responsable del Banco de Sangre, Karina Corona, el plasma donado por estas personas fue enviado al Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional Siglo XXI en la Ciudad de México, para completar el proceso, y posteriormente, tener acceso a los plasmas de acuerdo a la necesidad en la entidad.
Cabe destacar que por el momento existe el seguimiento de ocho pacientes recuperados que están en espera de la prueba negativa de COVID-19, para poder generar la cita al Banco de Sangre del IMSS en Morelos y convertirse en donadores de plasma.
Las personas interesadas en participar en la donación de plasma pueden agendar una cita vía telefónica al 3 15 50 00, extensión 51372.