Sobresee juez federal amparo presentado contra Juzgado Especializado en oralidad mercantil

• Es el Tercer amparo que se sobresee en torno a las determinaciones que se toman en las sesiones de pleno donde sólo asisten 9 magistrados.

• En octubre se inauguró dicho Juzgado, lo cual permitió que el TSJ pasara del antepenúltimo al segundo lugar en los estándares del Sistema para implementar la Oralidad Mercantil, establecidos por la CONAMER.


La Jueza Sexto de Distrito en el Estado de Morelos, Iliana Fabricia Contreras Perales determinó sobreseer el juicio de amparo 1422/2019 promovido por el magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Ángel Garduño González ante las determinaciones adoptadas por el Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos en sesión plenaria del 6 de septiembre de 2019, donde se asignó competencia al Juzgado Especializado en Oralidad Mercantil en el Estado de Morelos.
La autoridad federal calificó como “fundada” la causal de improcedencia que presentó la Presidenta del TSJ en su informe justificado, tras argumentar “que el acto reclamado por el quejoso NO CONSTITUYE UN ACTO DE AUTORIDAD PARA LOS EFECTOS DEL JUICIO DE AMPARO… en razón de que no existía relación de supra a subordinación entre el quejoso y quienes fueron señalados como responsables, ya que son sus pares dentro del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos”.
Cabe destacar que hasta el momento, suman tres amparos que se sobreseen en torno a las determinaciones que se toman en las Sesiones de Pleno, en donde no participan, por decisión propia, 9 de los magistrados denominados “disidentes” que se oponen a cualquier determinación que tome la Magistrada Presidenta del TSJ, María del Carmen Verónica Cuevas López.
A principios del mes de octubre se inauguró dicho Juzgado Único Especializado en Oralidad Mercantil del Estado de Morelos, lo cual permitió avances importantes del TSJ, tras pasar del antepenúltimo al segundo lugar, de conformidad con los estándares del Sistema para implementar la Oralidad Mercantil, establecidos por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER).
La próxima meta para las autoridades judiciales, será obtener la certificación del Juzgado en esta materia. Por lo pronto, a cinco meses de su implementación, se ha logrado despresurizar la carga de trabajo de manera considerable al disminuir los tiempos y procedimientos, así como elevar la productividad del número de diligencias de ejecuciones y notificadores de juicios mercantiles en la materia oral mercantil.