¿Es justo cobrar impuestos por venta de tacos y elotes?

La falta de recursos para combatir la inseguridad fue el argumento para que la alcaldesa de Reynosa, Tamaulipas, Maki Ortiz Domínguez, propusiera a los diputados federales expedir una Ley de Impuesto a la Informalidad, que grave en 5% los ingresos de personas dedicadas a vender antojitos en la calle, tacos, elotes y otros, siempre que sus ventas no excedan los dos millones de pesos en un ejercicio fiscal.

 

¿Tú qué piensas?