Así reaccionó un perrito sin hogar al recibir bolsa de croquetas

La historia en redes sociales generó cientos de comentarios aplaudiendo la buena acción de Víctor.

Estas historias son las que nos hacen volver a tener fe y creer en la humanidad una vez mas.

El 31 de agosto la historia de Víctor, un usuario de Facebook se volvió viral y generó miles de reacciones.

Víctor originario de la ciudad de Torreón, salió a la tienda para comprar unas galletas y sin pensar que esa salida le cambiaría la vida a un perrito que no tiene hogar.

De camino a la tienda Víctor se encontró con un perrito que vive en la calle.

Caminando al seven por unas galletas ya que moría de ganas por unas, ví este pequeño perro acercarme a mí, movía la cola, estaba contento de ver a alguien pasar”, comenzó la historia en Facebook.

Él comenta que podía notar que el perrito tenia hambre, pero una gran felicidad de ver a alguien pasar por ahí.

Fue tal esa conexión que Víctor decidió comprarle una bolsa de alimento a su nuevo amigo.

Pensé, de la misma manera en la que yo deseo mis galletas, el desea comer algo, no podría caminar, pasar de largo saboreando yo solo mis galletas”, siguió con la historia.

Sorprendentemente, el perrito se quedó muy quieto en la entrada de la tienda esperando a Víctor y, al percatarse del regalo que le darían, no paraba de saltar de la emoción.

En unos cuantos videos que subió junto con su historia, Víctor muestra al perrito totalmente eufórico ante la comida.

Además del alimento, Víctor le ofreció un poco de agua en un recipiente y comenta que se quedó hasta que terminara su comida.

Antes de terminar la historia, el hombre subió un video en el que se puede ver al perrito alejándose por la calle completamente feliz por su encuentro y por tener el estómago lleno.

Por alguna extraña razón estas galletas saben más ricas”, terminó con el relato que lo se ha viralizado en las redes.

En muchas ocasiones ocurre que gracias a nuestra vida rutinaria nos olvidemos de las cosas que ocurren a nuestro alrededor, día a día podemos ver pasar situaciones que ‘no nos incumben’ o ‘no tienen importancia’, sin embargo, basta solamente con hacer una pausa de un segundo en nuestra rutina para darnos cuenta que afuera existe un mundo que nos necesita y que podemos hacer mejor con una simple acción.

Con Información de: Excelsior