UNAM celebra a los albañiles con certificación para interpretar planos

La Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM capacitó y otorgó certificaciones este jueves a los albañiles que tomaron el curso ‘Lectura e interpretación de planos’.

La Facultad de Arquitectura instruye y otorga reconocimientos a los albañiles que acrediten los cursos que la institución realiza en convenio con la compañía Holcim México.

Para el curso, los albañiles cuentan con un programa académico similar al que se elabora para las asignaturas de los alumnos de la FA, con objetivos, unidades temáticas y calendarización. La facultad elaboró manuales que, de manera sintética y con bases teóricas, explican los conceptos e información de las especialidades de los planos.

“Ellos materializan las ideas que los arquitectos plasmamos en planos y croquis; sin embargo, su participación en la edificación de inmuebles por lo general es omitida, y su labor sólo es reconocida cada tres de mayo, fecha en la que se celebra el Día de la Santa Cruz, afirmó Jehú Aguilar Paniagua, coordinador del curso.

La UNAM destacó en un boletín que su labor es anónima y que desempeñan un trabajo rudo, en ocasiones mal remunerado y sin medidas de seguridad.Además, señaló que por lo general su ocupación es eventual.“Entran y salen mucho de las obras; es poco frecuente que un albañil inicie la cimentación y continúe hasta los acabados o la colocación del último foco”.

También expuso en la parte más dura de la ejecución de los proyectos arquitectónicos: excavación, cimentación y levantamiento de muros, entre otros. “Hacen la labor más ruda o complicada, y su trabajo concluye a poco más de la mitad de la obra, cuando se inician los acabados”.

Levantar un edificio implica un trabajo colaborativo, multidisciplinario, no sólo entre arquitectos e ingenieros civiles, sino con los albañiles.

“Nosotros conceptualizamos los espacios con diferentes teorías, criterios y aplicando diversas normatividades, pero la ejecución es colectiva”, reiteró.

Cada 3 de mayo se celebra en México el Día de la Santa Cruz, un festejo con significado religioso, que se ha ocupado para reconocer a quienes trabajan en la construcción.

En esta fecha los obreros colocan en lo alto de la construcción una cruz de madera adornada con flores y listones coloridos, para agradecer por el trabajo, mantenerse a salvo y tener prosperidad.

Con información de El Financiero