Gobierno federal suspende la prueba del tamiz que detecta enfermedades a bebés

Share Button

El Gobierno Federal giró la instrucción para que las dependencias de salud de los estados suspendan las pruebas del tamiz neonatal y las realicen con sus recursos propios, toda vez que venció el contrato con la empresa que prestaba el servicio a nivel nacional.

De acuerdo con fuentes de las diversas secretarías de salud en el país, cada una deberá realizar la prueba por su cuenta hasta nuevo aviso, lo que ha provocado inconformidad entre los derechohabientes del sector público, pues no se cuenta con los insumos o prestadores del servicio necesarios para tales análisis.

La prueba del Tamiz Neonatal permite la detección temprana de deficiencias fisiológicas y enfermedades congénitas en menores al realizarse entre los primeros dos a cinco días de nacimiento, por lo que es fundamental para el correcto desarrollo de los bebés.

Desde 1998 es una prueba obligatoria para todos los recién nacidos en el país, la cual consiste en tomar una muestra de sangre del talón del bebé para identificar enfermedades como hipotiroidismo congénito que pueda causar retraso mental y crisis convulsiva; fenilcetonuria o desorden del metabolismo que genera toxicidad para el sistema nervioso central ocasionando daño cerebral; hiperplasia suprarrenal que puede afectar tanto a niños como a niñas, ya que por medio de diversas alteraciones sexuales en las diferentes etapas de crecimiento, y galactosemia, que es una enfermedad que se caracteriza por la incapacidad de convertir la galactosa en glucosa, generando daño en el hígado y en el sistema nervioso central, entre otros males.

El precio de la prueba del tamiz en laboratorios privados oscila entre los 800 pesos y dos mil 650 pesos.

Ya en redes sociales se había denunciado que la Secretaría de Salud federal habría enviado el comunicado con la instrucción de suspender la prueba

Share Button
Top