Aterradora tormenta de arena envuelve ciudad en China

Share Button

Una espectacular tormenta de arena causó pánico entre los habitantes de la ciudad china de Zhangye; las autoridades indican que se redujo la visibilidad al menos en 100 metros

Una enorme tormenta de arena envuelve la ciudad china de Zhangye, en la noroccidental provincia de Gansu, reduciendo la visibilidad a menos de 100 metros y en algunas zona a sólo 10 metros.

Ante la nula visibilidad y la advertencia de las autoridades sobre la tormenta, las calles de Zhangye amanecieron este lunes semidesiertas, con tráfico lento y menos transeúntes que un día habitual, según un reporte de la emisora CCTV y la agencia estatal de noticias Xinhua.

Para garantizar la seguridad en las autopistas, la Policía local desplegó personal adicional con chalecos con colores fluorecentes y señales de advertencias para coordinar el avance de los vehículos, cuyos parabrisas se cubrían en segundos por la arena.

La televisora estatal CCTV mostró imágenes en vivo de la tormenta de arena sobre la ciudad de Zhangye y de residentes, quienes se vieron obligados a cubrir sus rostros con bufandas para poder transitar en medio de las densas nubes de polvo para realizar sus actividades diarias.

 

La agencia meteorológica de Zhangye emitió la víspera la alerta amarilla en toda la ciudad y sus alrededores y llamaron a la población a extremar precauciones para evitar riesgos a la salud, principalmente a adultos mayores, niños y personas con enfermedades respiratorias.

Las autoridades de Zhangye también emitieron una advertencia de alerta sobre un clima seco y el riesgo de incendios, según un reporte de la agencia Xinhua.

Las tormentas de arena ocurren regularmente en la estación seca, cuando los vientos soplan, el suelo está seco y la arena del desierto de Gobi alcanza zonas urbanas de la Cuenca de Tarim, que abarca la mitad inferior de la región de Xinjiang, y está cubierta por el desierto de Taklamakan.

La alerta amarilla, la tercera más grave, después de la naranja y la roja, también fue emitida en la capital china, ante las posibilidades de que una tormenta llegue desde el noroeste, lo que agravará sin duda las problemas ambientales de Beijing, afectada por altos niveles de contaminación desde hace días.

Vía: Excélsior

Share Button
Top