En riesgo de perderse el acervo histórico de Morelos

En riesgo de perderse el acervo histórico de Morelos, documentos de las diferentes áreas de gobierno y hasta expedientes de los burócratas debido al abandono y desorden que dejó la pasada administración en el Instituto Estatal de Documentación.

El director general de esta área, Roberto López Cardoso, informó que hace un par de días asumió el cargo y en su primer recorrido encontró documentos apilados, sin registro y sin medidas de protección que permitan la conservación adecuada de estos documentos que datan desde 1909, los cuales se presume algunos pueden estar llenos de hongos o roídos por fauna nociva.

“No hubo el debido control y cuidado del acervo documental de Morelos, es más aún no sabemos si desaparecieron documentos (…)

No se preocuparon por las medidas de protección, es decir, no tenemos extinguidores y sistemas de aire acondicionado como indica la norma que esta documentación debe estar resguardada a cierta temperatura y humedad, en condiciones específicas de cuidado”.

Por esta omisión y por no cumplir con el proceso de entrega-recepción el ex director general de este Instituto; López Cardoso dio vista a la Secretaría de la Contraloría para que se apliquen las sanciones administrativas a su antecesor Jesús Zavaleta.

“No estoy seguro si alcanza también una sanción penal, pero hoy por la tarde me reuniré con algunos abogados de la Secretaría de Gobierno para que analicemos el caso y se emprendan las acciones legales correspondientes”.

La administración de Cuauhtémoc Blanco busca rescatar y preservar el acervo histórico, por lo que tiene previsto mudar el Instituto Estatal de Documentación del Centro de Cuernavaca a una bodega de la Central de Abasto de Emiliano Zapata, denominada la Cacahuatera.

“Es una bodega muy amplia, muy bien construida, con una altura y ventilación muy buena que nos permitirá tener en mejores condiciones los documentos históricos del estado”.