Ben Affleck ingresa por tercera vez en una clínica de rehabilitación por su adicción al alcohol

El actor Ben Affleck ha ingresado en un centro de rehabilitación para intentar superar su adicción al alcohol. Se trata del tercer tratamiento al que el intérprete se somete. El último fue hace menos de un año. Según Daily Mail, ha sido su ex mujer, Jennifer Garner, la que le llevó hasta la clínica de desintoxicación, como muestran las imágenes.

“Él quería un tratamiento. Sabía que necesitaba ayuda y fue muy elocuente al respecto”, ha dicho alguien cercano a LOC. Recientemente, han trascendido unas fotografías de Afleck con una caja llena de alcohol a las puertas de su casa.

Después de firmar su divorcio, Garner se está volcando en la recuperación de su ex marido. “Para Jen es simple. Ella quiere que Ben sea el mejor padre posible para sus hijos”, según la revista People. La ex pareja tiene tres vástagos en común: Violet (12), Seraphine (8) y Samuel (5), fruto de sus 10 años de matrimonio. Los actores se casaron en el año 2005 en unas islas situadas entre Haití y República Dominicana y se separaron en 2015. Una ruptura no exenta de polémica y rumores de infidelidad, según los cuales, Ben habría engañado a Jennifer con la niñera de sus hijos.

Por otro lado, los líos del actor de Argo con la bebida no son nada nuevos. Tampoco los de su familia, ya que su padre y su hermano tuvieron también en el pasado serios problemas con el alcohol. Affleck, por su parte, ya estuvo en un centro de rehabilitación en Malibú en el año 2001. Un proceso que ha tenido que repetir a comienzos de este año, cuando volvía a someterse a rehabilitación. “Siempre va a tener que plantar cara a esos demonios. Seguir adelante sólo depende de él”, afirmó hace un tiempo otra fuente de la industria cinematográfica.