YouTube, ¿la próxima gran competencia de Netflix?

Share Button

El foco de la plataforma vira hacia el mercado internacional para complicar el mercado de servicios de contenido en streaming.

YouTube, ¿la próxima gran competencia de Netflix?

YouTube quiere sumarse de manera definitiva al panorama actual de las plataformas de contenido en streaming. A día de hoy estos son servicios que acaparan una ingente atención, habiendo demostrado contar con un extenso margen de crecimiento para poder ampliar una base de usuarios que buscan contenido de calidad y, por encima de todo, contenido original.

Si bien es cierto que hace no tanto se tenía la concepción de que la cantidad primaba de manera absoluta sobre el contenido de la plataforma –bajo el pretexto de que en un amplísima biblioteca no todo podía ser morralla-, recientemente esta idea parece haber cambiado. Ahora es el contenido original, las producciones desarrolladas en exclusiva para una plataforma, las que se llevan el mayor protagonismo como elemento diferenciador que son. Es esto lo que está permitiendo a unas y a otras distanciarse entre sí y producir un valor agregado para los usuarios, actuando más allá que como meros repositorios.

Todo ello responde a la necesidad y casuística de un campo con tanto potencial de crecimiento como el mencionado, donde la competencia comienza a ser cada vez más feroz. Porque si hasta ahora se tenía claro que plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime Video eran aquellas que componían el grupo de servicios de vídeo en streaming por excelencia, el grupo parece estar aumentando en número poco a poco. El próximo en reclamar su porción de la tarta será YouTube.

Partiendo con lo más complicado ya conseguido

Hace unos días se ha podido conocer que YouTube estaba trabajando en la producción de contenido original para Francia, Alemania, Japón, México e India, zonas en las que consideran que tienen una oportunidad grande de crecimiento y que se sumaran a al contenido ya producido en inglés. Supondrá así el primer paso de expansión hacia el mercado internacional con creaciones enfocadas a un público concreto de diferentes países alrededor del mundo.

Este contenido irá desde series tradicionales hasta documentales o reality shows, abarcando un espectro que ya estamos viendo explotado en plataformas como las mencionadas. Estará disponible, según los directivos de la plataforma de vídeo más popular del mundo, tanto de manera gratuita como a través de su recién estrenado servicio Premium.

Un paso más, en definitiva, encaminado hacia la adquisición de suscriptores para una plataforma que parte con la inestimable ventaja de contar con una envidiable base de usuarios, algo de lo que no podían presumir el resto en sus comienzos. Quizá eso sea lo que haga que, algún día, YouTube se equipare con Netflix y compañía.

 

 

Share Button
Top