Los premios Óscar anuncian grandes y polémicos cambios para las próximas galas

Share Button

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ha anunciado tres cambios clave (y polémicos) para el futuro de los premios Óscar

Los premios Óscar anuncian grandes y polémicos cambios para las próximas galas

Los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se reunieron el pasado 7 de agosto y, además de volver a elegir a John Bailey como presidente para el próximo año, trabajaron en tres cambios clave para las próximas galas de los premios Óscar. John Bailey, presidente de la Academia, y Dawn Hudson, directora ejecutiva, detallaron dichas novedades.

En favor de hacer la ceremonia anual más atractiva para el público y accesible para todos los espectadores alrededor del mundo, se ha tomado la decisión de acortar notablemente la duración de su emisión televisiva. Así, para no sobrepasar las tres horas impuestos como límite, los premios de ciertas categorías serán entregados durante las pausas comerciales de la emisión, mostrándose un versión editada y más ligera de dicha entrega a lo largo de la ceremonia. Por el momento, eso sí, no se han especificado dichas categorías pero será fácil, y lógico, que los artistas involucrados en las seleccionadas, relegados a segunda fila, no estén contentos con el cambio.

Por otro lado, se ha tomado la decisión de crear una nueva categoría a premiar. Más concretamente, una centrada en los “logros extraordinarios en películas populares”. Esto, algo ambiguo hasta que den más información al respecto (los criterios de elección y otros detalles serán dados más adelante), parece ser la forma de introducir películas de gran éxito comercial, a menudo denostadas por los académicos, como la ola superheroica (Logan y Deadpool sonaron con fuerza en el pasado, sin ir más lejos). Falta saber, repetimos, si terminará funcionando como el premio del público o el criterio tendrá en cuenta número de espectadores, taquilla o el apoyo de los aficionados. Una separación peliaguda que puede traer cola.

Por último, las galas se emitirán un poco antes de lo que viene siendo costumbre en los últimos años. Ya de cara a la edición de 2020, esta pasará del 23 de febrero en el que se fijó al día 9 del mismo mes. Han aclarado que los criterios de selección para las películas no variarán.

Así, desde la Academia afirman “haber escuchado qué cambios y evoluciones quiere la comunidad” y, prometen, “seguirán luchando por hacer de la celebración de los Óscar un elemento relevante en un mundo tan cambiante como el nuestro”. Es de esperar, pese a que no se ha especificado, que los cambios en lo tocante a la duración y la nueva categoría sí serán implementados en la próxima edición, en febrero de 2019.

 

Share Button
Top