Arturo Vidal fue presentado oficialmente como nuevo jugador de Barcelona

Share Button

Dejarse la piel, “la vida” en la cancha. Ese fue el mensaje primordial que trasladó Arturo Vidal en su presentación como nuevo jugador del FC Barcelona. “Estoy muy feliz porque llego al mejor equipo del Mundo, es mucho mayor que el Bayern”, proclamó el futbolista chileno.

“Quiero ganar todos los títulos posibles, vengo a dar todo mi esfuerzo por el equipo para lograrlo y ojalá, con todos, ganemos tres Champions en estos tres años”, clamó, con todo el convencimiento, el mediocampista, quien sentenció que físicamente “me encuentro a tope”.

Carácter ganador, por encima de todo, fue lo que mostró Vidal, quien a la pregunta de si conocía el adn futbolístico del Barça resolvió responder con una sentencia tan chocante como indiscutible: “¿El ADN Barça? he escuchado eso, pero tengo la misma mentalidad que los jugadores que están aquí, lo que queremos todos es ganar títulos a final de temporada, en eso sí estamos todos de acuerdo”.

Contento de abandonar el papel de contrincante de Messi, el nuevo jugador azulgrana no dudó en considerar a Leo como “el mejor de la historia y ahora que lo voy a tener de compañero espero estar a la altura”, añadiendo que al lado del argentino encontrará “a los mejores futbolistas del mundo, así que voy a tratar de estar a su altura desde el primer día”.

“Yo espero adecuarme lo antes posible al equipo. Es otro entrenador diferente a Guardiola que me llevó al Bayern, otros compañeros y lo que quiero es entrar en la dinámica del equipo lo antes posible”, solventó un Vidal especialmente sonriente y convencido de entrar con buen pie en una aventura que consideró “apasionante”.

“No. No me considero antimadridista. Lo que soy es rival de todos los equipos que se enfrenten al Barcelona”, convino, restando trascendencia a su proclamada antipatía por el Real Madrid, con el que, dejó claro, no tiene cuentas pendientes del pasado. “Yo tengo una cuenta pendiente que es ganar la Champions y eso es lo que quiero conseguir con el Barcelona” resumió.

Cerrado su fichaje por tres temporadas y una cifra que el vicepresidente Jordi Mestre no dio a conocer “por expreso deseo del Bayern Múnich”, Vidal tendrá una cláusula de rescisión de 346 millones de dólares y podría no ser el último en llegar al club azulgrana, por más que Eric Abidal echó balones fuera.

“Nosotros tomamos las decisiones lo antes posible cuando hay que hacerlo pero adaptándonos a las circunstancias y esperamos tener el equipo completo cuando comience la temporada”.

“Llevo un mes entrenando y estoy bien, perfecto. Físicamente estoy al cien por cien y será el entrenador quien decida cuando debo jugar”, explicó el chileno, descartando mantener ninguna molestia de su última operación y confirmando que la revisión médica, exhaustiva, a la que fue sometido, se desarrolló con toda normalidad.

“Espero que este sea mi año. Quiero ganarlo todo y mi sueño sería ganar las próximas tres Champions con el Barça. Ojalá ganemos tres Champions en estos tres años” sentenció Vidal, presentado por Abidal como un jugador “del perfil que necesitamos, con mucho trabajo y buena llegada al gol” y que dio por seguro, siempre con la mejor de sus sonrisas, que su aspiración como nuevo futbolista azulgrana es “máxima”.

Share Button
Top