Apelarán decisión de juez que dejó en libertad a presunto homicida de estudiantes de la UAEM

• El juzgador reclasificó el delito a encubrimiento por favorecimiento

Tras resolverse el juicio de amparo interpuesto por la defensa, la Fiscalía de la región Oriente solicitó vincular a proceso a un hombre presuntamente relacionado con el asesinato de cuatro estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), ocurrido en noviembre del año 2016 en el municipio de Yautepec.

Iván “N” es uno de los siete imputados por el crimen de estos estudiantes inscritos a la Preparatoria 4 de Jojutla que recurrió al juicio de amparo, para no ser procesado por el homicidio de los adolescentes de iniciales F.E.C.S., M.P.F., A.M.J y A.E.S.L.

Como se recordará, el 1 de noviembre del 2016, cuatro adolescentes, vecinos de la zona Sur de Morelos y cuyas edades oscilaban entre los 15 y 17 años, acudieron a una celebración de Día de Muertos en la comunidad de Ticumán, Tlaltizapán.

Entrada la madrugada del 2 de noviembre, se retiraron en un vehículo compacto, propiedad de uno de ellos. Por la mañana, los adolescentes fueron localizados sin vida en un paraje del municipio de Yautepec.

El 7 de noviembre del 2016, Iván “N” fue aprehendido por Policías de Investigación Criminal por su posible intervención en este hecho; días después se le vinculó a proceso.

Pero el 11 de julio del 2017, el proceso y cómputo de la medida cautelar quedó suspendido, derivado del juicio de amparo interpuesto por los acusados respecto de la vinculación.

Una vez que la justicia federal resolvió amparo, el fin de semana pasado, Iván pudo ser llevado nuevamente a audiencia de vinculación. No obstante, el juez decretó no vincularlo por el delito de homicidio calificado y reclasificó a encubrimiento por favorecimiento, dando plazo de un mes para el cierre de las investigaciones.

Para el juzgador no fue suficiente el vídeo presentado como prueba en el que aparece el automóvil perteneciente a la familia de Iván con el que se privó ilegalmente de la libertad a las cuatro víctimas.

El hecho de que dos días después del asesinato el imputado llevó su vehículo a servicio de lavado para limpiar la sangre que había dentro de éste e intentó ocultar otros indicios, tampoco fue considerado como relevante.

La resolución se basó en exponer que no existen elementos que presuman que el imputado participó en la privación de la libertad y de la vida de las víctimas, al no encontrar huellas dactilares en vehículos, en el lugar en el que se cometió el crimen ni en objetos relacionados.

Esta decisión, en la que se impusieron medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, será apelada por parte de esta representación social.