Francia arrolla a Argentina y deja a Messi sin Mundial

Share Button

La exhibición de Mbappé se ‘resumió’ en dos goles; tres cabalgadas históricas; una falta provocada (Griezmann a la cruceta); un penalti (gol de ‘Grizzi’ y tarjeta a Rojo); otra falta al borde del área (amarilla a Tagliafico); otra tarjeta que le sacó a Banega… Impresionante, cada día recuerda más al gran ‘Ronie’. Fue, obvio, el MVP, aunque lo quitaron faltando poco.

Argentina remontó ese 1-0 con mucho corazón, quizá sin juego, pero en un Mundial, con tanta presión, el valor y el peso de la camiseta valen más que muchas cosas meramente futbolísticas. Y ese corazón le dio para meterle el miedo en el cuerpo a los galos… hasta que llegó Pavard.

Sí, este chico de 22 años, Pavard, del Stuttgart alemán, un desconocido para el público, enderezó el choque para una Francia que estaba empezando a ser ‘comida’ por el oficio argentino. Llegó y metió una semivolea complicada. 2-2. Francia respiraba.

Como equipo con estructura no había duda: Francia era superior y lo demostró antes del 1-1 y después del 2-2. Pero Argentina resistió… por el corazón.

El gol de Di María vino a equilibrar un tanto la cosa con el 1-1. La Albiceleste estaba bajoneada y necesitaba un golazo para revitalizar su esperanza, esa que representaba los miles de argentinos que estaban en la grada: ‘¡Vamos Argentina, sabés que yo te quiero, hoy hay que ganar… y ser primeros!’, gritaban desde una graba más albiceleste que ‘bleu’. Gol del Fideo en el único tiro argentino entre palos de la primera parte.

En fin, dura caída, pero merecida, para una Argentina que se acerca al fin de un ciclo (el de las tres finales seguidas)… con o sin Messi.

Share Button
Top