EL HÉROE DE PARÍS: LA HISTORIA DEL HOMBRE QUE TREPÓ 4 PISOS POR LOS BALCONES PARA RESCATAR A UN NIÑO

Share Button

No todos los héroes llevan capa, así lo demostró MamadouGassama, un migrante malí que rescató a un niño que guindaba de un balcón en París, Francia. 

No hay barreras cuando se trata de ayudar al prójimo cuando más lo necesita. MamadouGassama un joven migrante malí de 22 años de edad salvó a un pequeño que guindaba de un balcón. Se arriesgo a mucho, incluso a ser detenido por la policía, pero no dudó a la hora de salvar a un pequeño que estaba en peligro. Ahora tendrá su recompensa.

Su historia

El pasado sábado MamadouGassama buscaba junto a su novia un lugar para ver la final de la Champions League, y al pasar por el distrito XVIII de París, algo llamó su atención, todos los transeúntes miraban a un edificio: un pequeño niño colgaba del balcón del cuarto piso. 

Aunque todo el mundo notaba el peligro, nadie sabía cómo llegar rápidamente hasta allí. Entonces Mamadou rápidamente empezó a escalar cuatro pisos por la fachada del edificio hasta llegar al balcón y salvar al pequeño dejándolo de nuevo en la vivienda.

“No dudé. Vi a un niño de cuatro años en esa situación y no pensé en nada, solo en que había que salvarlo y, gracias a Dios, lo salvé”, ha relatado Gassama en distintas entrevistas.  

Recompensa Aunque muchas veces los grandes gestos pasan desapercibidos, para Mamadou ha sido diferente. Su gesto altruista en solo 48 horas ha transformado su vida; pues el Gobierno francés ha anunciado que recibirá la nacionalidad francesa y un trabajo.

Tras una petición en la plataforma Change, así como varias manifestaciones de los políticos y ciudadanos, el gobierno francés anunció este lunes que MamadouGassama recibiría la nacionalidad francesa, además, el Presidente Emmanuel Macron le ha ofrecido un empleo en el cuerpo de bomberos de la ciudad.

El gobierno francés anunció este lunes que MamadouGassama recibiría la nacionalidad francesa

La familia del pequeño

La ausencia de familiares en la residencia del pequeño ha llamado la atención. Se conoció que su padre, de 37 años admitió que dejó a su hijo solo para “ir a hacer unas compras”. La madre vive en la isla de Reunión.

“El problema”, explicó el fiscal, François Molins, en televisión, “es que tardó en regresar, simplemente porque al salir de la tienda se puso a jugar PokemonGo”.

El domingo el padre fue puesto bajo detención provisional bajo el cargo de dejación de la obligación parental. El juicio tendrá lugar en septiembre. Se enfrenta a una condena de hasta dos años de cárcel y 30.000 euros de multa.

¡Bravo,  Mamadou!

Share Button
Top