Barcelona tiene la mesa puesta para firmar el doblete

El Barcelona puede hacer realidad la esperada conquista de la Liga el próximo domingo en Riazor… Incluso antes de jugar frente al desesperado Deportivo de Seedorf. Un tropiezo del Atlético en Vitoria frente al Alavés combinado con uno más improbable del Real Madrid en el Bernabéu el sábado ante el Leganés le proclamaría campeón sin empezar su partido… Aunque de necesitar disputarlo un empate ya le sería suficiente.

De esta manera, el equipo de Ernesto Valverde puede en una semana enlazar los dos títulos mayores del fútbol español, después de haber conseguido la Copa en el Metropolitano habiendo conseguido el record de cuatro trofeos consecutivos. Y sumar de esta manera el octavo doblete de su historia, algo que no ha logrado ningún club en la historia en España.

El Barça sumará de esta manera el séptimo título liguero en los últimos diez años, lo que le convierte sin discusión en el gran dominador de una competición que habrá conseguido en 9 de las 18 temporadas de este siglo y que viene a confirmar su reinado por encima de un Real Madrid que en el mismo periodo logró 6 títulos, repartiéndose los tres restantes entre Valencia (campeón en 2002 y 2004) y Atlético de Madrid (vencedor en 2014).

La Liga, la número 25 de su historia, vendrá a acompañar al 30º campeonato de Copa, cuarto consecutivo y sexto en los últimos diez años después de haber disputado hasta ocho finales. Los números, de esta manera, muestran igualmente el mando que el club ha mantenido en el torneo desde la irrupción de Pep Guardiola en el banquillo en la temporada 2008-09, la primera en que comenzó el reinado azulgrana.

La hegemonía del Barcelona en el escenario del fútbol español se podría concretar de esta manera en La Coruña, aunque en el imprevisto caso de una derrota frente al Deportivo (tampoco descartable ante la desesperada situación del equipo gallego, que precisa ganar para mantener esperanzas de salvación), la fiesta se trasladaría una semana más, en el Clásico que el Barça deberá disputar contra el Real Madrid el seis de mayo en el Camp Nou.