¿Qué tiene la gente madura?

Cada vez es más habitual encontrar parejas formadas por hombres mayores y mujeres jóvenes en el mundo del espectáculo. Entre los que no son famosos tampoco son algo tan fuera de lo común las parejas en las que hay una gran diferencia de edad.

¿Por qué en una época en la que las mujeres pueden elegir más libremente a su pareja muchas siguen prefiriendo a los hombres que son más mayores que ellas? Varios psicólogos y expertos han intentado responder a la pregunta planteado diferentes respuestas. Algunas de ellas son:

Experiencia.

En el terreno sexual y en la vida en general, se supone que un hombre ya entrado en años ha experimentado muchas más cosas que un chico más joven. Los conocimientos que estos adquieren a los largo de los años pueden volverlos grandes conversadores y con una capacidad de seducción mayor. No se nos puede olvidar que una parte sustancial del amor es la admiración por la pareja y todas esas vivencias pueden dotarlo de un aura especial que lo hace tan atractivo a nuestros ojos.

Estabilidad económica.

Se supone también que un hombre mayor tendrá ya resulta la parte económica por lo que ella se sentirá segura en ese aspecto.

Figura paterna.

Algunas corrientes, particularmente la corriente del psicoanálisis, proponen que al elegir una persona mayor que nosotros lo que estamos buscando es un sustituto a las figuras paternales, especialmente si estas estuvieron ausentes durante la infancia o si existen conflictos con esa imagen aún sin resolver.

Pareja y diferencia de edad

Obvio que si uno de los miembros de la pareja es menor de edad y el otro no, incluso es bastante más mayor, sí tiene importancia e incluso implicaciones legales o éticas. Hablamos de esas parejas que estando felices y teniendo clara la atracción que sienten el uno por el otro, a veces, sienten la fría sombra de la duda cuando se paran a pensar en la diferencia de edad.

En un principio, cuando la atracción física y química hace de las suyas, que dos personas tengan una o varias décadas de diferencia puede incluso que sea parte de esa atracción. Ya se sienta atraído el joven por la mujer madura o la joven por el hombre maduro y viceversa, suele importarle a los demás pero no a las personas implicadas. Los problemas pueden surgir cuando se plantea seguir y tener una relación estable

Si la verdadera edad no es la cifra del carnet sino una cuestión de actitud, (algo obvio ya que hay viejos de 20 y 30 años y jóvenes de 50 y 60), ¿qué es lo que realmente importa?:

El grado de conocimiento que se tiene de la otra persona

Más que la cifra del carnet importa qué otras cosas sabemos de esa persona. Si te dejaste llevar sin más y no sabes mucho más el uno del otro, ¡cuidado!, cuando pase la fase del enamoramiento puedes descubrir que las cosas no son cómo imaginaste y no tenemos puntos en común o incluso hay cosas que te desagradan o molestan. No será culpa de la diferencia de edad, como cualquier otra relación, fracasará porque no conoces realmente a esa persona y descubríste, tarde, que no te gusta realmente.

Diferencia de intereses vinculados a la edad

Puede que surjan problemas por la diferencia de intereses vinculados a la edad, es algo de lo que no hablaste y dijiste por creíste que no importaba. Creíste que él querría tener una familia, pensabas que no te importaría que ella no tuviera más hijos, ¡error!, hay que hablar sobre hijos (este punto debe quedar zanjado desde el principio para evitar problemas o malos entendidos), familia, grado de compromiso y uso del tiempo de ocio desde el principio para saber a qué atenerse. Cuanto mayor grado de flexibilidad e independencia por parte de cada miembro de la pareja, mejor pronóstico, si a ti te gusta bailar o hacer yoga y a tu pareja le gusta pescar o ir al cine, no importará, podrás negociar y tener ratos de ocio independientes sin mayor problema.

Presión social

Puede que te acabe afectando más de lo que pensabas. La opinión de los que te rodean y juzgan negativamente tu relación, ya sean amigos, conocidos o familiares, puede hacer que se tome la decisión de dejar esa relación. Si están preparados emocionalmente para la falta de apoyo, les afectará mucho menos.