La Juventus se despide de la Champions League con un penalti entre el límite de lo justo y el robo [Vídeo]

Share Button

Real Madrid rompió su propio récord al avanzar a semifinales de la Champions League por octava temporada consecutiva. Pero, de nuevo, la gesta se ha visto oscurecida por la polémica en torno a la decisión arbitral que acabó devolviéndole la vida: el penal decretado cuando quedaban poco más de 20 segundos de tiempo añadido tras un derribo absurdo a Lucas Vázquez dentro del área.

El silbante inglés Michael Oliver no se lo pensó dos veces para decretar el penal, a pesar de las circunstancias, pues la Juventus ganaba por 0-3, con lo que el boleto tendría que disputarse en la prórroga. Inmediatamente después, el caos.

La Juve en pleno protestó airadamente, algo que le costó la expulsión a Gianluigi Buffon. La grada visitante, con más de 3,000 aficionados a la Juventus, se encontraba entre el estupor y la indignación.

El Madrid, en pleno, dice “no entender” las airadas protestas de los italianos. Empezando por Cristiano Ronaldo, el encargado de cobrar el decisivo tiro penal en el último minuto de juego.

“No entiendo porque protestan. Le pegaron por detrás a Lucas. Si no le hacen penalti es gol”, señaló Cristiano Ronaldo en declaraciones a la televisión española tras el encuentro disputado este miércoles en el Santiago Bernabéu.

Pese a la derrota por 1-3, Real Madrid avanzó a la semifinal gracias a un 4-3 global. Según el máximo goleador histórico de la competición, el descalabro servirá de lección al equipo merengue.

“Hemos sufrido, pero nos sirve para aprender. Nos vale como lección. En el futbol no hay nada regalado, hay que pelear hasta el final”, agregó.

Y es que el Real Madrid se ha llevado un tremendo susto, pues “no se esperaban” que la Juventus emprendiera la remontada, y mucho menos que marcaran al primer minuto de juego. Fue un partido lleno de frustraciones para los merengues, que intentaron hasta 19 disparos, once de ellos a puerta, sin poder inquietar siquiera al arquero italiano.

El penal llegó casi como una bendición para los merengues, pero no por eso deja de ser “legal” a sus ojos.

“Yo no lo vi”, reconoció Zinedine Zidane tras el encuentro.

Sin embargo, recalcó que confía en que la decisión del silbante británico fue justa, y de cualquier modo, es irreversible.

“Me dijeron que sí era; además lo ha pitado el árbitro y no se puede cambiar.

Si hay penalti, hay penalti y ya está. Pasamos, estamos en semifinales, estamos contentos con esto y ya está”, señaló Zidane.

Esto un día después de que el técnico del Manchester City, Josep Guardiola, recordara que el Madrid ya se vio beneficiado por una decisión arbitral de camino a su título número 12, cuando eliminó al Bayern Munich en las semifinales hace un año.

“No me interesa lo que diga Guardiola; está hablando del año pasado. Nosotros ganamos la Champions y no voy a contestar a lo que dijo.

A veces los árbitros se equivocan. A veces deciden a favor, a veces en contra y hay que callarse. Yo no me meto con los árbitros y he tenido ocasión ¿eh? pero nunca me meto. Hoy ha sido penalti”, insistió el entrenador del Real Madrid.

Indignación en la Juventus

En la Juventus no tienen tan claro que la caída del atacante gallego a los pies de Buffon fuera producto de un derribo por la espalda. Que aunque algo exagerado, las cámaras han mostrado que lo fue.

Quien más indignado se mostró en el cuadro italiano fue Giogio Chiellini, quien señaló a la televisión italiana que lo ocurrido este miércoles en el Santiago Bernabéu “ha sido el mayor robo que he sufrido en mi carrera”.

“Es descarado que siempre beneficien al Real Madrid en Champions y nunca pase al contrario. Los del Bayern aún se acuerdan de lo que pasó aquí el año pasado”, dijo el defensa italiano.

Por su parte, Massimiliano Allegri señaló que el penalti “fue duro”, sobre todo por el momento en el que llegó, a punto de cumplirse el minuto 93.

El técnico italiano, quien tras el encuentro tuvo un cruce de palabras en el túnel hacia el vestuario con Sergio Ramos (que no jugó al estar suspendido), explicó sus palabras al capitán merengue.

“Le dije que en mi opinión no era un penalti claro, en el partido de ida, en el minuto 92 con 50 segundos, el de Cuadrado (de Casemiro) también era. Había un poco de dolor y enfado. La tarjeta roja a Buffon no debería haber sido a él, sino a Benatia (autor de la falta)” dijo el entrenador de la Juventus.

Share Button
Top