Confirma OPAQ ataque a exespía ruso con neurotoxina

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó la tesis del gobierno británico sobre el uso de un agente neurotóxico para envenenar al exespía ruso Serguei Skripal, pero sin pronunciarse sobre la procedencia de la sustancia.

Los resultados de los análisis de los laboratorios designados por la OPAQ para examinar las muestras biomédicas y ambientales recogidas confirman el hallazgo de Reino Unido relacionado con la identidad del agente tóxico usado contra el Skripal y su hija Yulia en la ciudad de Salisbury el pasado 4 de marzo”, informó la organización.

Precisó que las muestras examinadas permitieron verificar un alto nivel de pureza del agente neurotóxico, sin embargo, no se pronunció sobre quién perpetró el ataque ni la procedencia del veneno, que, según los británicos, es la sustancia de fabricación rusa Novichok.

LA OPAQ detalló que sus expertos estuvieron en Reino Unido del 21 al 23 de marzo y pudieron recolectar muestras de sangre de los tres afectados por el envenenamiento: Skripal, su hija y el policía Nicholas Bailey, que atendió a ambos minutos después de ser hallados inconscientes cerca de un centro comercial.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá en principio el miércoles próximo para discutir el informe de la OPAQ sobre el agente neurotóxico.

En un comunicado publicado en su web, explicó que las muestras fueron enviadas al laboratorio de la OPAQ localizado en la ciudad holandesa de Rijswikk, cerca de La Haya, para su examen, pero también fueron analizadas por otros laboratorios relacionados con la organización con fines comparativos.

A pesar de que la OPAQ no especifica si se trata del Novichokni menciona a Rusia como responsable del envenenamiento del exespía, el ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, escribió en Twitter que “no hay dudas” sobre la responsabilidad de Moscú.