Viejos libros de jugadas de la NFL salieron a la venta a través de eBay

Algunos libros de jugadas viejos de la NFL que fueron encontrados en una venta de garaje en New York han llegado a eBay.

El coleccionista Patrick Donning dijo que encontró los libros de jugadas en una caja en una venta de garaje en North Tonawanda, New York, una ciudad localizada a 14 millas al norte de Buffalo, y los compró.

La colección, enumerada individualmente por Donning, incluye los libros de jugadas de la defensiva y la secundaria de los Detroit Lions del 2004, los libros de jugadas defensivos de los Buffalo Bills del 2006 y 2007; un libro de jugadas del campamento de entrenamiento de los Bills del 2008 y un libro de jugadas de los Lions del 2009.

El libro de jugadas del 2006 de los Bills es el primero en cerrar este lunes por la tarde y tiene una oferta mayor de 325 dólares.

Los libros de jugadas no llegan generalmente al público.

Entre los libros de jugadas más caros que se han vendido se encuentran: el libro de jugadas de Mike Ditka en el Super Bowl XX (14,340 dólares), El libro de jugadas de novato de Jerry Rice con los San Francisco 49ers (6,573 dólares) y el libro de jugadas del entrenador en jefe de los Dallas Cowboys, Tom Landry, de la temporada de 1972 (6,095 dólares).

Muchos equipos tienen ahora sus libros de jugadas en tabletas, que pueden borrar de manera remota si se pierden. Eso es lo que hicieron los New York Jets en diciembre del 2014 cuando el back defensivo Josh Thomas recurrió a Twitter con la esperanza que alguien le ayudara a encontrarlo.

Hubo incluso un asunto criminal por un libro de jugadas. En 1972, el ex mariscal de campo de Los Angeles Rams, Karl Sweetan, trató de vender su viejo libro de jugadas al entrenador en jefe de los New Orleans Saints, J.D. Roberts, por 2,500 dólares. Roberts lo reportó a la liga, que lo remitió al FBI. Sweeten fue acusado con robo de propiedad privada y fraude. Al final no fue acusado luego que las autoridades determinaran que el libro de jugadas no valía 5,000 dólares, que era el mínimo requerido para seguir con los procedimientos legales.