Leslie Almaguer: Mantra para la seguridad en ti mismo

 

Om Soham

“Soham” significa “yo soy Él, yo soy Brahman”.

 

“So” quiere decir “Él”. “Aham” quiere decir “yo”. Este es el más grande de todos los Mantras. 

El trabajo del SOHAM es profundo, tiene la particularidad de separar y abrir para profundizar. Importante es observar la disciplina de la técnica para obtener el mayor aporte de beneficios de este potente mantra.

Sentado, en medio loto o posición sufí, o si la espalda no aguanta sentados en la punta de una silla, para que las piernas puedan estar bien paralelas al suelo, la espalda recta y las manos apoyadas en las piernas. Ojos cerrados. La meditación del So Ham empieza con un par de minutos de respiración tranquila y relajada, sin poner ninguna intención en la respiración, simplemente soltándola y dejando que el centro instintivo motor haga su función. Pasado ese tiempo se aspira por la boca poniendo los labios como tratando de pronunciar “So” pero sin hacerlo, que sea el aire que entra en los pulmones el que susurre esa primera palabra. Como sorbiendo sopa caliente. La cadencia será con fuerza al principio y lentamente ir aminorando la absorción dulcemente. Cuando se sucede el intercambio de energía (el momento de vacío de pasar de la inhalación a la exhalación) debe ser rápido aunque natural, sin dejar espacio a ese vacío para no crear un “torniquete” en la respiración. Los labios se colocan en “Ham” y se exhala el aire como si de un bostezo suave se tratara. También sin pronunciar la palabra, dejando que sea la propia exhalación que la cree el sonido.

Repetirlo una y otra vez durante los minutos que sean necesarios. No debe haber esfuerzo sino la cadencia precisa para sentir que podríamos estar horas notando la energía fluir por nuestro interior.