Aprueban diputados considerar delito el acoso sexual en la calle

Share Button

Con dificultades a la hora de su redacción final –por las diferencias manifiestas en la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados– fue aprobada la reforma del artículo 13 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con objeto de que el acoso callejero sea considerado un delito.

Falta esperar la aprobación de la minuta en el Senado y luego la ratificación presidencial en el Diario Oficial de la Federación.

A raíz de la iniciativa de Candelaria Ochoa, diputada de Movimiento Ciudadano, se expuso que el acoso contra las mujeres modifica el libre desenvolvimiento en la ciudad, lo que significa que se modifiquen rutas, horarios, vestimenta e incluso que declaren no salir porque no se sienten seguras.

La promovente argumentó que el acoso sucede en diferentes espacios, de diversas maneras y con más frecuencia de lo que pensamos, y su normalización es un problema muy serio, porque en nuestra cultura ha provocado que las personas no sean conscientes de que es un problema ampliamente difundido.

El jueves pasado, durante la sesión ordinaria en la Cámara de Diputados, se delimitaron las figuras de acoso y de hostigamiento sexual dentro de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

En su intervención, Concepción Villa, de Morena, relató lo siguiente: voy a empezar a contar una historia que pasa en cualquier calle de la ciudad, del estado, de este país: Voy caminando en la calle sola, de noche, y paso enseguida de un grupo de hombres. Me preparo para pasar frente a ellos. Me subo el zíper de la chamarra y acelero el paso. En el peor de los casos escucho: a dónde vas tan sola; por qué tan apurada, chiquita. Pero esto puede ser más provocador: me bloquean el paso, tratan de manosearme y con agresividad me detienen. El tramo se me hace larguísimo. No encuentro manera de zafarme y sólo pienso en que las cosas no se vuelvan más agresivas.

La reforma se quedó corta, porque no establece castigo ni de cárcel ni pecuniario a los hostigadores, aun así en la letra se inscribieron las dos definiciones:

“Hostigamiento sexual: es cualquier conducta que comete una persona en contra de otra con fines lascivos, mediante el ejercicio del poder, el asedio reiterado o valiéndose de su posición jerárquica, derivada de sus relaciones laborales, domésticas o cualquiera otra que implique subordinación.

Acoso sexual: cualquier conducta que comete una persona en contra de otra mediante el uso abusivo del poder, acoso u hostigamiento con el fin de incordiarla, así como aquellas conductas con connotación sexualque no son consentidas por quien las recibe y que pueden conllevar a un estado de riesgo o indefensión para la víctima.

La diputada Ochoa evidenció que el paso por el proceso de dictaminación no fue sencillo debido la postura reticente de la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Laura Plascencia: no sin dificultades se va a aprobar, porque cambiamos tres veces el dictamen a solicitud de la presidencia de la comisión, por lo tanto, creo que es un primer paso, una tarea nada fácil. Erradicar la violencia contra las mujeres no es sencillo, porque hoy, a 10 años de la ley, todavía tenemos problemas para implementarla.”

Vía: http://www.jornada.unam.mx/2018/02/18/sociedad/032n1soc

Share Button
Top