Philadelphia cierra negocios para celebración del Super Bowl

Cientos de miles de aficionados de los Philadelphia Eagles se reunieron este jueves por la mañana, algunos antes del amanecer, para participar en el primer desfile de Super Bowl en la ciudad, celebrando el campeonato que había soñado durante décadas.

Algunos acamparon en automóviles y edificios de oficinas e incluso en tiendas de campaña para asegurarse que podrían ser testigos de la celebración de los campeones.

A medida que el sol comenzó a salir, aficionados desafiaron los gélidos vientos para asegurar un lugar en la ruta de 5 millas que comienza cerca de estadio del equipo y terminará en las escaleras del museo de arte que corrió Sylvester Stallone en la serie de películas de “Rocky”.

Los organizadores aseguran que se preparan para recibir hasta 2 millones de personas en el desfile. No se emitió una estimación oficial para el desfile luego que los Phillies ganaron la Serie Mundial en el 2008, pero expertos aseguran que la multitud no superó los 750,000 aficionados.

El desfile de Super Bowl finaliza una semana gloriosa para los aficionados que celebran el título de la NFL que había eludido al equipo por casi 60 años. Encabezados por el mariscal de campo reserva Nick Foles y el entrenador en jefe de segundo año Doug Pederson, los Eagles vencieron 41-33 a los New England Patriots.

Escuelas, museos, tribunales, oficinas de gobierno e incluso el zoológido de Philadelphia fueron cerrados para que la ciudad pudiese celebrar al equipo de los Eagles que muy pocos fuera de Philly pensaban tenía la posibilidad de vencer a los poderosos Patriots encabezados por el mariscal de campo estelar Tom Brady y el entrenador en jefe Bill Belichick.