Selena Gomez se sometió a un tratamiento para la depresión y la ansiedad

Selena Gomez es una persona que no duda en cuanto a su salud física y mental se trata. En anteriores ocasiones, ya se puso en disposición de especialistas de la psicología para intentar combatir los trastornos que estaba experimentando. Ahora, meses después de su encierro en un centro de tratamiento, la cantante ha vuelto a acudir a un programa para luchar contra la ansiedad y la depresión, que parecen haberse intensificado tras unas fiestas complicadas. Y lo ha hecho en secreto.

Ha sido una fuente la que ha hablado con los medios para hacer públicos los motivos que han llevado a la cantante a buscar ayuda profesional para resolver sus problemas. Y el resultado ha sido tan positivo que la cantante planea volver a someterse al tratamiento en los próximos meses.

El pasado jueves, la publicación The Blast, dedicó unas líneas a una espontánea visita de Selena Gomez en Nueva York para recibir tratamiento físico y psicológico. Horas más tarde, descubríamos que la cantante había pasado dos semanas en esa ciudad. Allí participó en un programa en el que asistía a terapia, recibía una alimentación saludable y hacía ejercicio a diario, practicando Pilates y meditación. Lo más sorprendente de todo es que Selena Gomez ha querido intentar mantener todo esto en secreto.

Según una fuente cercana a la cantante le dijo al portal de noticias People, Selena Gomez sentía que “necesitaba irse fuera y centrarse en sí misma, sin ninguna distracción”. Tal y como afirma esa fuente, la cantante volvió a casa sintiéndose “muy empoderada”, hasta el punto de que quiere repetir la experiencia a lo largo de este año 2018.

La fuente añadió que “se siente y parece que está genial”. “Continúa trabajando en su nueva música y está muy emocionada por ello. “Después de todo lo que ocurrió durante las vacaciones, sentía que lo necesitaba”, afirmó.

Ayer mismo descubríamos que además Selena Gomez y su actual pareja Justin Bieber podrían estar atravesando una crisis originada en los celos que la cantante de ‘Wolves’ parece no poder superar. Todo esto sumado a la continua atención de la prensa y a la tensa relación que mantiene en estos momentos con su madre, Mandy Teefy, quien no aprueba algunas de las últimas decisiones de su hija, han puesto a la cantante en un estado de ansiedad y depresión.